¿Por fin la tecnología será medular en las empresas?

// Rubén Darío Díaz* @rubenddiaz


En las últimas semanas han aparecido varias noticias que parecen indicar el inicio de un nuevo capítulo de la tecnología en los negocios. A diferencia de la típica reseña acerca de aplicaciones o dispositivos novedosos, o del éxito repentino de una startup que nació en un garaje, esta vez las noticias destacan cambios muy importantes y profundos en tanto en los mercados como en las empresas.

Ahora, por ejemplo, las empresas más valoradas son tecnológicas y no petroleras o financieras; las inversiones más importantes de empresas reconocidas son en comercio electrónico y no en plantas; y la destreza más apreciada de los empleados es programación y no mercadeo o finanzas.

La conquista del mercado de capitales

A principios de agosto las bolsas de valores registraron un hito sin precedentes. Las cinco empresas más valoradas del mundo eran todas tecnológicas, y no petroleras o financieras como ha sido casi siempre.

Fuente: VisualCapitalist.com

Algunos pensarán que esto responde a la caída reciente de los precios del petroleo, pero realmente proviene de un rally de casi tres años de crecimiento sostenido, según Bloomberg. Durante este tiempo, Microsoft y Alphabet (Google) han duplicado su valor, Amazon lo ha triplicado, y Facebook lo ha quintuplicado. A diferencia de aquellas valoraciones de empresas de Internet a finales de siglo pasado basadas en “page views”, esta vez las empresas muestran unos sanos resultados y beneficios crecientes.

La carrera por conquistar el mundo digital

Un par de adquisiciones de empresas de comercio electrónico, con pocos días de diferencia, también llamaron poderosamente la atención del mercado. Walmart anunció la compra de Jet.com por 3.300 millones de dólares, yUnilever la adquisición de Dollar Shave Club por 1.000 millones de dólares.

 

Más allá de las consideraciones estratégicas de estas reconocidas empresas del mundo de “ladrillos” para realizar las adquisiciones, hay dos factores en los que coinciden varios analistas que pueden explicar estos movimientos. Por una parte, la necesidad de acelerar el paso en la penetración de los mercados digitales a través de tecnologías y operaciones que están en funcionamiento; y por la otra, la incorporación de nuevos modelos de negocio que permitan oxigenar o reinventar aquellos con los cuales han funcionado por décadas.

También le recomendamos leer: La Tercera Ola: De usar a Internet a vivir en Internet

Esto no significa necesariamente que las tecnologías y modelos de negocio de las grandes empresas no funcionen. Pero si es un reconocimiento implícito de las dificultades de adaptación que tienen para adaptarse a la velocidad de cambio de los nuevos tiempos.

Empleados tecnológicos

Como si lo anterior no fuera suficiente para levantar las cejas de algunos escépticos, Jeff Immelt, CEO de GE, escribió en los mismos días un artículo en Linkedin en el cual dio algunos lineamientos acerca del futuro de la empresa y su transformación en el compañía digital industrial más grande del mundo. Si, así como se lee. “compañía digital industrial”. Es decir, “digital” ahora antecede a “industrial”. En razón de ello dice:

“Dan [Director Ejecutivo de GE] y yo conversamos mucho acerca de la Internet Industrial y el potencial económico de conectar una locomotora o turbina de avión a la nube. El potencial es mucho más grande que la Internet Comercial! Ahora podemos usar software y análisis para liberar el increíble valor de las máquinas e incrementar la productividad, algo que no era posible antes.”

Pero su reflexión acerca del futuro de la empresa no se limita a productos y servicios tecnológicos, sino que también anuncia las destrezas necesarias de los nuevos empleados:

“Si estás entrando a la compañía alrededor de tus 20 años, distinto a cuando yo ingresé, tendrás que aprender a codificar. No importa si estas en ventas, finanzas u operaciones. No necesitas terminar siendo un programador, pero aprenderás a codificar”.

Este también es un hito en la historia de los negocios. Es la primera vez que el líder de una de las organizaciones más importantes y grandes del mundo reconoce la importancia del dominio de las tecnologías digitales, no solo para el mercado, sino también como destreza fundamental en la organización.

***

Aunque vistas individualmente estas noticias parecieran no tener relación entre si, en el fondo reflejan una tendencia muy clara del nuevo camino que estamos transitando. Poco a poco las nuevas tecnologías están facilitando el desarrollo soluciones importantes para las necesidades humanas que van mucho más allá de juegos y redes sociales. Progresivamente, la tecnología empieza a ser parte fundamental en industrias tan importantes como la salud, educación, agricultura, bancos, energía y construcción, entre muchas otras; y con ello, la creación de un enorme valor tanto para la sociedad como para quienes invierten y participan en ellas.

Los eventos que menciono aquí ocurrieron entre finales de julio y principios de agosto, y creo honestamente que no son casuales. Todas son señales muy claras acerca del futuro cercano de los negocios. Por ello, inversionistas, gerentes, empleados, emprendedores y académicos, deben empezar a entender que las tecnologías dejaron de ser hace mucho herramientas para la contabilidad, la nómina o las comunicaciones, y que ya forman parte de la estrategia y actividades medulares de las empresas.

Así como las finanzas estuvieron de moda en los 80’s, y el mercadeo o marketing en los 90’s, todo indica que este empieza a ser el momento de la tecnología.

*Profesor del IESA especializado en Innovación y Tecnología para los Negocios

Te podría interesar también