Panamá debuta con una derrota 3-0 ante Bélgica

// AFP

Panamá debuta con una derrota 3-0 ante Bélgica



El belga Romelu Lukaku frustró el sueño de Panamá de estrenarse en un Mundial con una sorpresa, este lunes en el arranque del Grupo G, que mostrará a Inglaterra con su goleador Harry Kane contra Túnez.

Lukaku marcó un doblete y también anotó Dries Martens para un prometedor debut de Bélgica 3-0 ante la Cenicienta del Mundial, confirmando a los ‘Diablos Rojos’ entre los favoritos de Rusia-2018.

En el primer partido mundialista de su historia, el conjunto canalero resistió hasta donde pudo ante un seleccionado belga plagado de jugadores que son figuras en clubes europeos de primera línea.

El conjunto del colombiano Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez no pudo imitar el triunfo histórico de México, su socio de la Concacaf, que sorprendió a Alemania, tras un fin de semana en el que se gestó el mote del Mundial de las sorpresas.

Las dos potencias sudamericanas, Argentina y Brasil, trastabillaron ante la semiprofesional Islandia y frente a Suiza, respectivamente, ambos con empates de 1-1.

Solo restan el inglés Kane, el polaco Lewandowski y los colombianos James Rodríguez y Radamel Falcao García para completar el elenco de estrellas en acción en Rusia-2018.

Hasta ahora es Cristiano Ronaldo con su tripleta ante España, el que ha dado la talla en el trío de figuras en la cima que completan el argentino Lionel Messi y el brasileño Neymar, los dos con debuts fallidos.

– El VAR dio algo de emoción –

De los entretenidos encuentros del fin de semana se pasó al aburrido triunfo de este lunes de Suecia sobre Corea del Sur por 1-0 en Nizhni Nóvgorod, en el cierre de la primera fecha del Grupo F.

Lo más emocionante fue la determinación del árbitro salvadoreño Joel Aguilar de apelar al VAR para determinar el penal que el capitán Andreas Granqvist transformó en el tanto del triunfo.

México y Suecia lideran la clasificación de la llave con tres puntos, seguidos de Alemania y Corea del Sur, sin unidades.

En la segunda fecha de la llave, el 23 de junio, el campeón mundial deberá derrotar a Suecia para no quedar en serias dificultades para avanzar a la siguiente fase, mientras que un triunfo de México ante Corea del Sur dejará lista a la formación latinoamericana para acceder a su séptimo octavo de final consecutivo.

– México de fiesta –

Los miles de mexicanos que asistieron al estadio Luzhniki de Moscú no podían creer cuando Hirving Lozano anotó al minuto 35 y menos aún en el momento del cierre, que marcó un paso histórico para la selección latinoamericana.

El Tri jugó de igual a igual ante los campeones mundiales, a gran ritmo, sin prejuicios, con acciones asociadas, y generó un descalabro en el Grupo F de cara a la siguiente fase.

Y las calles de México vibraron este domingo al ritmo de una frenética fiesta con miles de aficionados del Tri, que brincaron, corrieron y danzaron al grito de «¡sí se pudo!» para festejar la histórica victoria sobre Alemania por 1-0.

«¿Dónde está? ¿Dónde está? La Alemania que nos iba a ganar», coreaban en Ciudad de México, mientras el presidente Enrique Peña Nieto se unía al júbilo a través de Twitter.

«Confirmado: México compite y gana frente a los mejores del mundo. ¡Muchas Felicidades a @miseleccionmx! ¡Gran partido!», escribió.

Con el fervor aún en alza este lunes por el triunfo ante Alemania, el jugador mexicano Miguel Layún sostuvo que el orientador del Tri, Juan Carlos Osorio, «es un genio y los genios hacen cosas diferentes».

– Brasil y sus fantasmas –

Y Brasil ya no es la selección que fue humillada por Alemania con un histórico 7-1 en su Mundial-2014, pero este domingo ante Suiza dejó más dudas que certezas, parecía atado por la obligación de ganar y, para colmo, Neymar estaba empecinado en mostrar que se propone ser la figura del Mundial.

Los antecedentes cercanos de la seleçao son muy buenos y todo daba para que Brasil danzara en la Plaza Roja, pero Suiza funcionó como un reloj que marcó las horas del partido.

Philippe Coutinho abrió el marcador a los veinte minutos con un golazo desde fuera del área, especialidad de la casa, pero los suizos igualaron a los 50 con un cabezazo de Steven Zuber que pone a la aplaudida ‘canarinha’ de Tite de nuevo frente a sus traumas.

«No estoy contento con este resultado. Nuestro final no fue bueno. Tuvimos 20 oportunidades, pero demasiados disparos no fueron a portería. Deberíamos haber hecho que su portero trabajase más duro», explicó Tite.

«Lo atribuyo al estrés, a los nervios del primer partido», añadió.

 

Te podría interesar también