Oliveros: Venezuela se ha convertido «en un país extraño» con relación a sus pares de América Latina

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Oliveros: Venezuela se ha convertido «en un país extraño» con relación a sus pares de América Latina



En el marco de las cifras, reveladas este martes 07 de julio por la última edición de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), el economista y director de la firma consultora Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, apuntó que «lo que más preocupa son las dificultades para cambiar esa realidad».

«Hoy el mercado de consumo son los pobres porque todos somos pobres», precisó siguiendo idea de que se espera que «la foto a final de año será peor en Venezuela».

«Si se toman todos los bolívares en efectivo y lo llevas a dólares no llega a 25 millones de dólares. Si distribuimos entre el número de venezolanos en el territorio no llega a 1 dólar por persona», indicó.

Consideró que Venezuela se encuentra sumergida en un proceso de degradación, lo que implica una transformación «que va a llevar mucho tiempo».

«Venezuela se ha convertido en un país extraño con relación a sus pares de América Latina. Se ha destruido la institucionalidad, el proceso de democratización, y la pobreza ha aumentado, teniendo indicadores peores que países africanos», apuntó durante una entrevista con Román Lozinski en Circuito Éxitos.

Entre las expectativas de sobrellevar la cuarentena nacional en términos económicos, resalta la toma efectiva de decisiones ante la dificultad de mantener el flujo de caja en las organizaciones.

«El Covid-19 genera un mayor nivel de vulnerabilidad en las personas y las empresas en Venezuela», expresó.

Para Oliveros, la pandemia ha profundizado un proceso que puede generar mayor nivel de vulnerabilidad de personas y de empresas.

En cuanto al tejido empresarial, que incluye a pequeñas y medianas empresas, experimenta un escenario del coronavirus en Venezuela, lo que implica que el tamaño del mercado se les está reduciendo, que el colapso de los servicios públicos está implicando una adición a sus costos, aunado a las limitaciones de financiamiento bancario.

Esta última idea la reforzó con la premisa de que los emprendedores venezolanos no tienen capacidad de resistencia en medio de una economía paralizada.

Oliveros respondió negativamente a la pregunta «¿Es mejor que los precios en el anaquel estén en dólares? en su cuenta en Instagram y lo justifica con el argumento de que Venezuela padece una distorsión de precios muy marcada, «producto de la hiperinflación, la destrucción del tejido empresarial, el colapso de los servicios públicos, entre otros temas».

Teniendo como base dos elementos que aborda, Oliveros señala que existe una entre la inflación y la devaluación; mientras que la segunda brecha consiste en que los consumidores tienden a ser más sensibles a cambios de precios en dólares, dado que es una moneda dura.

«Entender las implicaciones de la inflación y la devaluación sobre la estrategia de costos y precios es vital para los negocios», aconsejó en su cuenta en Instagram.

Te podría interesar también