OCDE saluda con alivio tregua comercial entre China y Estados unidos

// EFE

OCDE saluda con alivio tregua comercial entre China y Estados unidos



El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría, aceptó en Montevideo que «hasta hace poco» temía que la guerra comercial entre Estados Unidos y China desencadenara en «una recesión internacional» de no haberse relajado en las últimas horas.

«Hasta hace pocos minutos teníamos la perspectiva de que las cosas podían empeorar y que entonces estaríamos en peligro no solo de seguir con esta caída de la actividad económica, sino inclusive con la posibilidad de entrar en una recesión internacional», declaró Gurría.

Para el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el acuerdo parcial que Estados Unidos y China pactaron este viernes 11 de octubre, en el que el primero se comprometió a suspender el aumento del 25 al 30% de los aranceles en las importaciones chinas y el segundo a incrementar la compra de productos agrícolas estadounidenses, evitará un aumento de la tensión.

Gurría ofreció en Montevideo una conferencia titulada «Los retos de la actual coyuntura económica mundial», en compañía de la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, en el marco de la celebración de los diez años de la Fundación Astur, en presencia de su presidente, Enrique Iglesias.

«Le hemos rasurado un 1% a la economía mundial en lo que va del año», declaró el mexicano, quien explicó que este descenso en tan poco tiempo se debe a las sanciones comerciales y los aumentos arancelarios que, en su opinión, comenzaron a aumentar desde la segunda mitad de 2018 en medio de la guerra comercial entre EE.UU y China.

Por su parte, Grynspan dijo que comparte su preocupación por la entrada del mundo a un período de «sistemas divergentes y confrontados», producto del enfrentamiento entre los dos países.

En este sentido, la costarricense alertó sobre el peligro de un «multilateralismo no universal» que gire en torno a estas «dos grandes potencias que son Estados Unidos y China».

Ambos coincidieron en que el enfrentamiento entre las potencias coincidió con un momento de la «desconfianza» y el «escepticismo» frente al sistema multilateral sobre «las instituciones» y, según Gurría, sobre la propia «democracia».

«Esta tensión geopolítica cubre aspectos comerciales que nos afectan a nosotros especialmente, porque América Latina creció aceleradamente a principios de este siglo, precisamente por su inserción en el comercio internacional», señaló Grynspan.

Gurría recordó las cifras del último informe de proyección económica presentado por la OCDE en septiembre, cuando el organismo reveló que el crecimiento de la economía mundial se ralentizará al 2,9 % en 2019.

El mexicano pronosticó que la «desaceleración de la economía mundial», y de la china en particular, afectará a casi la totalidad de los países de Latinoamérica, cuyo «deterioro en las perspectivas económicas es evidente», concluyó.

Según el secretario de la OCDE, frente a perspectivas de bajo crecimiento a futuro y de «incertidumbre», el «motor de la economía, (que es) la inversión», también se paraliza.

Te podría interesar también