Murió Asdrúbal Baptista y deja un legado invaluable para el conocimiento económico

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Murió Asdrúbal Baptista y deja un legado invaluable para el conocimiento económico



Este 25 de junio fue un día aciago. Luego de conocerse la noticia del fallecimiento del dirigente empresarial Aurelio Concheso, se recibió la información sobre el deceso del economista, abogado, docente y ex ministro Asdrúbal Baptista, cuya obra es considerada como fundamental para el análisis de la atribulada economía venezolana.

Baptista fue un economista denso, con un acervo teórico profundo que escribió libros fundamentales como «Bases Cuantitativas de la Economía Venezolana 1830-1990» (1991), una obra ambiciosa y rigurosa que es clave para comprender la historia económica del país; «El Petróleo en el Pensamiento Económico Venezolano» (1992); «Teoría Económica del Capitalismo Rentístico: Economía, Petróleo y Renta» (1997); o «Itinerario por la Economía Política».

Pero no se limitó al análisis de las contingencias y tendencias locales, sino que buena parte de su obra se dedica a la teoría económica, a través de la interpretación creativa y rigurosa de las ideas fundamentales del pensamiento económico universal y sus teóricos. Entre sus logros destaca el haber presidido la Academia de Ciencias Económicas de Venezuela.

De estilo sobrio y académico clásico, el profesor Baptista formó a generaciones de profesionales en distintas universidades, entre ellas Cambridge, pero fue en las aulas del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), donde encontró el lugar perfecto para desarrollar buena parte de su obra y formar a gerentes integrales, tanto para el sector privado como para el público.

En 1994, aceptó el reto del ex presidente Rafael Caldera de asumir una ambiciosa reforma económica en Venezuela, durante un período turbulento. Fue designado entonces el Ministerio de Estado para la Reforma Económica, desde donde intentó crear los consensos necesarios para que el rentismo, el proteccionismo, la corrupción y todas las lacras que lastraban el crecimiento nacional fueran superadas. Su travesía en el segundo gobierno calderista duro apenas unos meses.

No fue el momento oportuno. La administración Caldera tuvo que lidiar, sin mucha capacidad política, con la mayor crisis bancaria de la historia del país, en un contexto de crispación política, empobrecimiento, inflación potenciada que no permitió que la reforma liderada por Baptista pudiera fructificar. Una dolorosa oportunidad perdida.

Asdrúbal Baptista tuvo la inquietud de que el conocimiento económico se amplificara, para que la ciencia económica superara los muros que la convertían en una abstracción incomprensible, y por ello realizó una producción audiovisual, con la realización de Cinesa, donde resumió la historia del pensamiento económico universal, de manera eficaz -breve, pero bien hilvanada y comprensible- para que un público más amplio entendiera las cuestiones claves que fueron preocupando y ocupando a los pensadores más relevantes de la economía, desde los inicios de la historia occidental.

Baptista fue un venezolano excepcional. Su obra sin duda es un legado trascendente y amplio que seguirá siendo referencia. Desde Banca y Negocios y Aristimuño Herrera & Asociados expresamos nuestras condolencias a sus familiares y amigos.

Te podría interesar también