Mientras cae el paralelo, dólar oficial se acerca a Bs.200.000 y ha subido 168,42% en cuarentena

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Mientras cae el paralelo, dólar oficial se acerca a Bs.200.000 y ha subido 168,42% en cuarentena



Tal parece que la situación económica generada por pandemia del coronavirus en el país está cambiando la lógica histórica del mercado cambiario en Venezuela, ya que mientras el dólar paralelo sigue cayendo de manera sostenida, el precio de la divisa estadounidense en las mesas cambiarias de la banca sigue marcando la pauta de la devaluación hasta alcanzar, este jueves 4 de junio, 198.651,71 bolívares, un aumento interdiario de 0,58%.

Desde el 17 de marzo, cuando entró en vigencia el estado de alarma nacional y se declaró la cuarentena colectiva, el precio de la divisa estadounidense en el mercado oficial ha subido 168,42%, para una devaluación del bolívar estimada en 62,74% hasta este 4 de junio.

En el mismo período, la paridad del paralelo ha subido 152,54% -15,88 puntos porcentuales menos que el oficial-, generando una pérdida de valor del bolívar estimada de 60,40%. 

Al cierre de la jornada de este jueves, el precio por unidad del dólar bancario superó en 5.847 bolívares al mayor promedio de la divisa en el mercado paralelo.

Hay indicadores en el comportamiento de los precios reportados por el Banco Central de Venezuela que anuncian que la tendencia alcista de este mercado puede continuar; por ejemplo, el precio para la venta del Banco Exterior alcanzó 206.625 bolívares por dólar.

En general, los valores en la banca dejaron atrás holgadamente a los precios del paralelo este 4 de junio. En el mercado para la compra, el precio mínimo fue de 193.721,25 bolívares, cotizado por el Banco Activo, mientras que el máximo correspondió al Banco Nacional de Crédito (BNC), con 197.984,72 bolívares.

En el segmento para la venta, Exterior muestra el mayor precio, mientras el menor valor correspondió al Banco Activo, con 194.438,45 bolívares.

El precio en el mercado paralelo ha registrado una semana gris, con cuatro días de caída consecutiva, en un mercado lento y con escasa oferta de divisas, mientras que en las mesas cambiarias ha habido algo de más volatilidad; sin embargo, en ninguno de los dos escenarios ha habido movimientos bruscos de precios.

Te podría interesar también