Merma en la producción de Pdvsa impacta negativamente en el flujo de caja de la República

// Elizabeth Ostos @ElizabethOstos


Para el economista venezolano Alexander Guerrero, la situación financiera de Petróleos de Venezuela es preocupante pues su flujo de caja está comprometido, en virtud de la drástica caída de los precios del crudo en los mercados internacionales y la persistencia del gobierno en mantener los programas de apoyo energético a naciones amigas al proceso bolivariano.

En un análisis publicado en el portal Añadió que la deuda de la República sólo tiene ingresos provenientes de la venta de crudo, y si no hay divisas en Pdvsa, no habrá para cumplir con las obligaciones externas del país, “tampoco habría recursos para garantizar las importaciones públicas y privadas”, advierte el también PhD en economía de la Universidad de Londres,

Señala que “la industria petrolera y Pdvsa se descapitalizarían porque los fondos –cada vez menores– dada la caída de la producción y los acuerdos de suministrar petróleo -no cash- a Petrocaribe, los países del Alba y a China, dejaban poco espacio financiero para que la empresa pagara su gasto y su enorme deuda financiera y pasivos a proveedores y contratistas”.

Estos aliados externos del gobierno son responsables de la producción de más de 1,4 millones de barriles de petróleo, motivo por el cual los pagos deben hacerse, si el gobierno quiere seguir contando con este apoyo.

El tema es de dónde salen los fondos para fortalecer el flujo de caja de la principal empresa del país. Y cómo estos se utilizan eficientemente pues “hubo que atender el gasto político de la revolución y asumir los costos que causó la transferencia al sector público de empresas privadas vía estatizaciones, elementos que no eran ni son medulares de la empresa”.

Merma en producción y otros compromisos

Guerrero hace un resumen de lo que ha producido la petrolera estatal en los últimos años “en marzo de 2013 ya se registraba caída de la producción de Pdvsa en unos 800 mil barriles/día, además los compromisos internacionales que implicaba la entrega de 750 mil barriles/día, lo cual no representaba un flujo de caja efectivo”.

Y como Pdvsa le había sido negado el crédito internacional por que los bancos no aceptaron emisiones de bonos soberanos, sino corporativos que requerían aplicación del conocido total disclosure, “el directorio de la empresa no aceptó y así al no emitir más deuda dejo de cubrir su flujo de caja, promoviendo una crisis de pagos para Julio del 2013, porque no recibía prestamos del mercado de capitales desde 2011”, advierte el economista.

“Con ese colosal déficit de caja y las grandes obligaciones financieras por endeudamiento, Pdvsa rezaga pagos por servicio y a socios, lo cual hace que haya desfasado su propia inversión en empresas mixtas, y otros contratos de servicio todo lo cual retrasa los proyectos de petróleo extra-pesado en, la Faja del Orinoco”, dice el informe citado por En relación con cifras de los pasivos de la empresa más importante del país, Alexander Guerrero puntualiza que, en la actualidad, la deuda de Pdvsa con el Banco Central de Venezuela alcanza 272 mil millones es de dólares a dólar Simadi o 138 mil 600 millones de dólares a precio del paralelo (cuya cotización está en mil 025 bolívares por dólar, hasta el viernes 16 de septiembre).

Esta deuda se corresponde a los bolívares que la estatal de energía eventualmente debía haber adquirido con los dólares por exportación de petróleo. “Estos, a su vez, deberían ser vendidos al ente emisor el cual debió comprar los bolívares para pagar a contribución fiscal, estimada para el presupuesto de este año 2016 en 18 mil 560 millones de dólares.

“El descalabro financiero de Pdvsa muestra el origen del volumen colosal de bolívares en circulación impresos por el BCV, para monetizar el déficit fiscal que emerge de la ausencia de bolívares para pagar el ingreso fiscal petrolero.”

Esto indica que, según el analista, el déficit fiscal del gobierno supera 42% del Producto Interno Bruto. “El impacto de todas esas distorsiones sobre la sociedad lo hemos visto en el acelerado empobrecimiento de los venezolanos, lo que ha derrumbado la economía real, la cual acumula una contracción del 25% en los últimos 3 años”.

Sentido común

El analista asegura que Pdvsa está descapitalizada por la gerencia y erradas políticas de un gobierno que gastó 260 mil millones de dólares en sus primeros 12 años en el poder.

Expuso que en momentos en donde los precios del crudo eran elevados, sobre los 100 dólares, el sentido común decía que habría que invertir y producir más petróleo; después de todo eso lo estaban haciendo Irak, Kuwait, Arabia Saudita, inclusive Nigeria, Irak.

“Pdvsa hizo lo contrario, cambio de horizontes su mercado, y con el costo de oportunidad en la espalda, perdió sus naturales clientes petroleros y los cambió por China, Petrocaribe, Cuba, el Alba y otros mercados marginales los cuales construyeron un mercado de 750 mil barriles de crudo por día, financiados a 25 años, lo cual generó un costoso déficit en el flujo de caja de la empresa entre 2009 y 2015”, argumenta Alexander Guerrero.

Estas operaciones impactaron negativamente los ingresos de la República. “y la economía política de la revolución ha descapitalizado el sector privado nacional y reducido las exportaciones no petroleras a mínimos dejando que las reservas internacionales dependan únicamente de los petrodólares”, advierte.

Finalmente, estimó que, pasados estos 17 años de gobierno bolivariano, la producción real de petróleo apenas está apenas en dos millones de barriles. “Los errores cometidos en la gestión pública de la revolución han impedido el cumplimiento de las metas establecidas en el Plan de Negocios de Pdvsa establecido en 1999, el cual proyectaba para 2010 una producción de 4 millones adicionales de barriles de crudo, teniendo como principal zona productiva a la Faja del Orinoco”.

Te podría interesar también