Maduro advierte de posible escalada militar en renovada tensión con Colombia

// AFP

Maduro advierte de posible escalada militar en renovada tensión con Colombia



Los gobiernos de Caracas y Bogotá se trenzaron este miércoles en un cruce de declaraciones, con el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, advirtiendo de una posible «escalada militar», en un nuevo recrudecimiento de las tensiones entre los países vecinos.

«Hay una escalada de declaraciones que pudieran terminar en una escalada militar en la frontera de estas fuerzas criminales de Colombia contra Venezuela (…) y todo es parte del plan del imperialismo norteamericano», afirmó Maduro en una alocución televisada.

«He mandado a tomar medidas especiales de precaución en la frontera. A todas las unidades militares de la frontera, máxima alerta», dijo Maduro, sin especificar a cuáles disposiciones se refería.

Maduro se pronunció luego de que este miércoles el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, general Luis Fernando Navarro, aseverara que unos 1.100 guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN), casi la mitad de sus combatientes, se refugian en Venezuela.

Según Navarro, entre los rebeldes que estarían en la nación petrolera, con la que Colombia comparte una porosa frontera de 2.200 kilómetros, hay cabecillas del ELN.

Simultáneamente, la cancillería colombiana denunció una incursión por parte de una treintena de militares venezolanos en el noreste de su territorio limítrofe.

«Desde Colombia están montando varios falsos positivos», reaccionó Maduro, en pugna por el poder con el opositor Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino de Venezuela por medio centenar de países.

«Nos acusan a nosotros (…) para justificar algún conflicto militar», afirmó Maduro.

«Todo es parte del plan miserable de (el presidente de Colombia) Iván Duque, quien arrastrado al gobierno de Donald Trump pone a su servicio a Colombia para una agresión contra su hermana Venezuela», señaló.

El mandatario garantizó que el suyo es «un país de paz», pero las Fuerzas Armadas «están preparadas para defender el sagrado territorio de Venezuela en cualquier circunstancia, cuando sea y donde sea».

– Historia bilateral complicada –

Duque ha denunciado varias veces que el ELN se refugia en Venezuela, un señalamiento que respalda Guaidó y que Bogotá ha hecho desde que gobernaba Álvaro Uribe (2002-10). Caracas siempre lo ha negado.

Los países del Grupo de Lima -del que Colombia forma parte- rechazaron el viernes «la protección» del gobierno de Maduro «a grupos terroristas que operan en el territorio» colombiano.

Colombia, al igual que Estados Unidos, tilda de «dictador» al mandatario venezolano. Ambos países forman parte de los respaldos internacionales de Guaidó, quien el 30 de abril lideró una fallida rebelión militar que no logró quebrar el apoyo del ejército a Maduro.

Caracas rompió relaciones diplomáticas con Bogotá en febrero, tras el fallido paso a Venezuela de donaciones de Estados Unidos en alimentos e insumos médicos gestionadas por Guaidó desde Colombia.

Pese a mantener espinosas relaciones desde que estaba en el poder Hugo Chávez (1999-2013), el mentor político de Maduro, Venezuela fue uno de los países acompañantes en los diálogos con las FARC, que derivaron en la firma de un histórico acuerdo de paz en 2016.

También fue nombrada garante en las negociaciones con el ELN iniciadas en Cuba en 2017, pero suspendidas en enero pasado tras un atentado de los rebeldes en Bogotá que dejó 22 muertos.

Este miércoles, el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia señaló que el comandante guerrillero Gustavo Aníbal Giraldo, conocido como Pablito, «permanece» en el estado venezolano de Apure.

Pablito, por quien el gobierno colombiano ofrece una recompensa de 1,3 millones de dólares, es el hombre fuerte y con mayor capacidad de fuego del grupo guevarista, según expertos.

«Siempre hemos denunciado que allá permanecen esas estructuras y sus cabecillas», afirmó el general.

Según las autoridades colombianas, los rebeldes ampliaron su número de integrantes de 1.800 el año pasado a cerca de 2.300 actualmente porque algunos disidentes de las FARC se les unieron y además ampliaron el reclutamiento para copar las zonas abandonadas por la exguerrilla comunista.

Te podría interesar también