LyondellBasell desiste de comprar participación de Odebrecht en Brasken

// EFE

LyondellBasell desiste de comprar participación de Odebrecht en Brasken



Brasken, una de las 10 mayores compañías petroquímicas del mundo, informó que su controladora, Odebrecht S.A., no llegó a un acuerdo con el grupo holandés LyondellBasell para venderle su participación en la empresa brasileña.

Aunque un comunicado divulgado por Brasken no especifica los motivos que frustraron las negociaciones iniciadas hace un año, y tampoco lo hizo LyondellBasell en su nota, expertos consideran que la holandesa dio un paso atrás por la situación financiera que enfrenta actualmente el Grupo Odebrecht.

Odebrecht S.A. es la principal socia de la Brasken con el 50,1% de las acciones con derecho a voto, aunque buena parte están empeñadas como garantía en diferentes bancos, entre ellos Bradesco, Itaú y Santander.

La segunda socia mayoritaria es la estatal petrolera Petrobras, con el 47 % del capital votante. La constructora esperaba vender su participación a la compañía holandesa, para ayudar a reducir las millonarias deudas que enfrenta el Grupo Odebrecht por la crisis que sufrió tras el destape de sus corruptelas con la estatal Petrobras, reveladas por la Lava Jato, la mayor operación anticorrupción en la historia de Brasil.

La semana pasada, la empresa brasileña Atvos, segunda mayor productora de etanol en Brasil y filial del grupo Odebrecht, se acogió a la ley de quiebras para «preservar sus operaciones» y «garantizar su equilibrio financiero», ya que acumula deudas por 12.000 millones de reales (unos 3.020 millones de dólares).

El grupo Odebrecht se encuentra en medio de un plan de transformación después de convertirse en el epicentro de un escándalo de corrupción de dimensión internacional debido a las malas prácticas de su constructora, otro de sus brazos.

Odebrecht, ahora llamada OEC, protagonizó, junto con otras 15 constructoras brasileñas, el mayor escándalo de corrupción en la historia del país al participar de una red que desvió, por medio de licitaciones fraudulentas y contratos inflados, millonarios fondos de la estatal Petrobras.

La corrupción en Odebrecht no se limitó a Brasil y se expandió por una decena de países de América Latina y África, cuyas autoridades investigan el pago de sobornos a sus políticos de parte de la constructora.

Te podría interesar también