Los usos del petro, según campaña del gobierno de Maduro

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Los usos del petro, según campaña del gobierno de Maduro



El petro, moneda digital, que el gobierno de Nicolás Maduro relanzó el 1º de octubre con otro White Paper, empieza a cobrar vigencia en la medida que el Ejecutivo coloca precios a los servicios que presta, en petros. Desde el mismo Palacio de Miraflores se lanza una campaña comunicacional, a través de redes sociales y medio del Estado, para dar a conocer el uso de esta criptomoneda.

Aunque la mayoría de los analistas aún cuestionan al petro -entre otros puntos- como un medio de intercambio internacional, dada las sanciones del gobierno de EEUU que pesan sobre quien transe «con cualquier moneda digital que haya sido emitida por, para o en nombre del gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018», Maduro comienza a mostrar que a casi un año del anuncio inicial, el petro toma forma.

La orden ejecutiva de la administración de Donald Trump del 19 de marzo de este año, se decidió en virtud «de las recientes medidas adoptadas por el régimen de Maduro para intentar eludir las sanciones» estadounidenses previamente impuestas, en un proceso que «la Asamblea Nacional elegida democráticamente por Venezuela ha denunciado como ilegal».

Desde entonces, el gobierno fracasó en su intento de darle vida al petro. Meses después revive el proyecto con un White Paper totalmente diferente y anuncia que a partir del 1º de noviembre el pago de trámites para la emisión de pasaportes o su prórroga, estarán tasados en petros. La venta de petros en bolívares se abre desde el 5 de noviembre, según anuncio del jefe de Estado.

El gobierno refuerza su campaña comunicacional listando las operaciones que se podrán hacer usando el petro como medio de pago, a la espera de la aprobación del proyecto de ley sobre el sistema integral de criptoactivos por parte de la Asamblea Nacional Constituyente, cuyo origen ha sido calificado de ilegal.

El aparato comunicacional de la presidencia de la República se despliega en esta nueva fase del criptoactivo. Entre las primeras piezas audiovisuales y escritas que se pueden apreciar, se dan a conocer los usos que el Ejecutivo pretende dar al petro:

– Cotizar en bolívares, divisas y criptoactivos.
– Promover el intercambio comercial entre personas naturales a escala mundial.
– Suplir el intercambio a través de la moneda física.
– Incrementar la capacidad financiera de la población mundial que acceda al petro.
– Crear mecanismos de captación, reconversión y multiplicación de ingresos.
– Comprar commodities -productos, mercancías o materias primas-venezolanos.
– Comprar bienes y servicios en todo el territorio nacional e internacional.
– Pagar impuestos y servicios públicos.
– Enviar y recibir criptoactivos entre amigos y familiares.
– Mover y convertir sus fondos en cualquier otra criptomoneda.
– Comprar boletos de avión.
– Pagar hotelería y paquetes turísticos.
– Comprar inmuebles.

Te podría interesar también