Los trabajos más codiciados que dejó la crisis en 2016

// Mercedes E. Rojas Páez Pumar @merce_rojas

El 2016 fue un año complejo para los venezolanos, quienes aprendimos a hacer de las colas un hobbie o hasta un sitio para conocer nuevos amigos y a sortear los obstáculos de la crisis como verdaderos atletas.

Sin embargo de los aprietos siempre sale algo y por eso, a modo de analizar de forma retrospectiva el año que recientemente despedimos, nos disponemos a enumerar los trabajos u oficios que en el 2016 la crisis venezolana convirtió en los más codiciados del mercado laboral.

*Nota: Es importante que el lector se relaje antes de continuar con la lectura y no se tome la información que aquí suministramos tan a pecho.  Recuerde que es nuestra forma de ponerle buena cara al mal tiempo.

  1. Trabajador de alguna cadena de supermercados:

Cualquier persona que trabaje en alguno de estos establecimientos tiene acceso de primera mano a la tan codiciada cesta de la escasez. Esto sin hacer colas, sin recibir codazos y sin la angustia que se aloja en el pecho durante todo el proceso. Un paquete de harina de trigo precocida al precio del mercado y sin hacer colas, es el mejor beneficio que cualquier trabajador venezolano podría esperar en estos momentos.

  1. GNB del estadio:

Es una realidad, los precios del beisbol durante esta temporada fueron más espantosos que la vergonzosa descalificación de los Leones del Caracas, los puestos sobraron y las entradas se quedaron frías. Los funcionarios de la Guardia Nacional que vigilan por la seguridad de los fanáticos, sin duda disfrutaron de la pasión del beisbol sin pagar un centavo. Un ambiente festivo, brisita y buenas vistas al campo,  parte de una oferta más tentadora que formar alcabalas bajo el sol.

  1. Bombero de gasolinera:

El aumento en los precios de la gasolina hizo que los venezolanos acudieran más seguido a los cajeros (un desastre que no queremos ni mencionar) para tener la cantidad necesaria que les permitiera llenar sus tanques semanalmente. Naturalmente las propinas comenzaron a hacerse más significativas y los parabrisas comenzaron a relucir de limpios.

  1. Buhonero en las colas:

En este país se hace cola por todo, por el pan, por los alimentos y hasta para ir al baño cuando hay papel toilet en algún centro comercial. Algunos fueron inteligentes y salieron a ofrecer todo tipo de delicias a los pacientes consumidores, a quienes el olor del café recién colado por la mañana les despierta unas ganas incontrolables de pagar por un guayoyito sin azúcar.

  1. Mercaderes improvisados:

Algunos dueños de locales fueron visionarios y se convirtieron en importadores de productos que son realmente básicos y comunes en otros países, pero que en tierras venezolanas se venden como lujosas delicias. No importa si el establecimiento antiguamente era una cafetería, frutería, zapatería o hasta farmacia, siempre se consiguió el espacio para improvisar un bodegón que ofrezca a precios de joyería los extrañados productos que desde hace mucho no se ven en anaqueles.

  1. Guachimán:

Con el hampa desatada, no es mucho lo que un vigilante armado con un radio y una chaqueta de cuero pueda hacer. Cada vez el guachimán pregunta e indaga menos sobre el paradero del visitante y después de las 9 de la noche, las rejas se abren a diestra y siniestra sin siquiera asomarse a decir “buenas noches”. El heroísmo quedó en el pasado.

  1. Dateador:

El dateador es aquel trabajador de farmacia, abasto o supermercado que ofrecía a su clientela más fiel una “ayuda’ita” a través de mensajitos de texto: “Mañana a las 8:00 am hay jabón de baño y pastillas para la tensión”. El dateador supo ganarse el corazón de su comunidad gracias a sus profecías salvadoras que siempre se cumplían, eso sí, llegando tempranito. No hay emoción más grande que la que siente un cliente venezolano al completar su misión con éxito y conseguir sus producticos regulados, esa misma emoción se transmitió en cada propina que recibió el amigo dateador.  


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también