Las implicaciones de la salida de Miguel Pérez Abad (Análisis)

// Banca y Negocios @bancaynegocios


El pasado martes el presidente Nicolás Maduro dio a conocer una serie de cambios en su equipo ministerial, e informó que Carlos Farías entra al gabinete económico en sustitución de Miguel Pérez Abad, quien venía desempeñándose como vicepresidente de Economía Productiva y titular de Industria y Comercio. 

Farías es un ingeniero que se encontraba al frente del Viceministerio de Industrias y la secretaría ejecutiva de la Comisión Mixta de Alto Nivel Rusia-Venezuela. Bajo esta nueva responsabilidad tendrá como principal objetivo impulsar la Gran Misión Abastecimiento Soberano, la apuesta más reciente del Ejecutivo nacional para solventar la situación de escasez en un esquema que afianza los controles sobre la producción, distribución y comercialización de alimentos y bienes básicos en el país.

Pero la salida de Pérez Abad estuvo precedida por varias señales, entre las que destacan las contradicciones entre distintos voceros del gobierno, en particular en lo referente al tema de la reversión de algunas expropiaciones para retornar empresas a sus dueños originales. 

Lea también: Néstor Reverol, Carlos Farías y Ricardo Molina nuevos ministros del Gobierno Nacional

De igual manera, el cambio ministerial reforzaría las interpretaciones según las cuales los planes de Pérez Abad en cuanto las políticas cambiarias quedaron en pausa tras haberse registrado una devaluación de 213,15% en la tasa Simadi, que se reflejó en una reducción de más de 57% en la brecha entre esta paridad y el tipo de cambio del mercado no oficial. 

El ministro saliente se propuso llegar a un tipo de cambio flotante basado en la oferta y la demanda, y se adjudicó haber logrado el aporte del sector privado con posiciones en divisas para operar en el país. Asimismo, se esperaba que, de conseguir el éxito en esta etapa, eventualmente se avanzara hacia una posible unificación cambiaria. 

Pero la creación de la Misión Abastecimiento Soberano y el reforzamiento del papel del sector militar en la gestión de las políticas económicas sembraron dudas sobre la posibilidad de llevar a cabo las reformas antes señaladas. 

Lea también: Reporte del Bank of America sobre el ascenso de Vladimir Padrino

En vista de lo anterior, cabe esperar que decisiones como la sinceración y paulatina liberación del tipo de cambio así como la revisión de las expropiaciones y estatizaciones, entre otras medidas de ajuste económico conducentes a resolver desequilibrios acumulados quedarán detenidas tras la salida de Pérez Abad. 

Te podría interesar también