La economía de Estados Unidos se reactiva: creció 6,4% en el primer trimestre de 2021

// Banca y Negocios @bancaynegocios

La economía de Estados Unidos se reactiva: creció 6,4% en el primer trimestre de 2021



De acuerdo con las cifras emitidas por el Departamento de Comercio este 29 de abril de 2021, la economía de Estados Unidos se expandió a una tasa anualizada de 6,4% durante el primer trimestre de 2021, ligeramente por debajo del 6,7% estimado por Wall Street. Se trata del mayor crecimiento de la economía desde el tercer trimestre de 2003. Con este resultado el PIB mejoró el crecimiento que registró en el cuarto trimestre de 2020 cifrado en 4,3%.

Esta aceleración de la actividad económica, refiere un informe de Lifeinvest Wealth Management (LiveInvest), estuvo explicada por el significativo incremento del consumo, el cual denotó un aumento de 10,7% durante el período referido.

«Por su parte, las exportaciones mostraron una contracción. Conviene precisar que el consumo representa el 68,2% del PIB, de manera tal que a corto plazo la dinámica de la actividad económica está dominada por el comportamiento del consumo», señala el texto de LiveInvest.

El informe financiero precisa que todavía no se ha sentido en toda su magnitud los efectos del paquete de estímulo fiscal aplicado por la Administración de Biden en marzo de 2021 por US$1.9 trillones, lo que sugiere que es altamente probable que en los próximos meses el ritmo de la economía sea todavía mayor al observado en los tres primeros meses de 2021.

«Aparte del impulso fiscal aplicado durante 2020, debe mencionarse como factores explicativos del comportamiento del PIB anteriormente mencionado, la laxitud de la política monetaria, reflejado en tasas de interés ultra bajas y el aumento de la vacunación durante el lapso analizado», señalaron.

Asimismo, se indica en el informe que, en vista de los efectos rezagados que suele tener el gasto sobre la actividad económica y los nuevos programas de la Administración Biden relativos al financiamiento de la infraestructura (US$2.3 trillones) y el de apoyo a las familias (US$1.8 trillones), se proyecta que en 2021 el PIB refleje una tasa de crecimiento superior al 7,5%.

Desde el punto de vista fiscal, refieren los expertos, es evidente la tensión a la cual está siendo sometida la economía estadounidense en vista de los estímulos recibidos, más el efecto de la política monetaria, lo cual genera una preocupación legítima sobre eventuales presiones inflacionarias. «En cualquier caso, el Gobierno de Biden tiene una clara preferencia por la generación de empleo, estando dispuesto a tolerar tasas de inflación mayores a las actuales».

«Dos problemas que enfrenta la economía son los cuellos de botellas que se están observando como resultado de las dificultades con ciertas cadenas de suministros, en especial la de chips para la industria automotriz y la de tecnologías, y el alza de los precios del petróleo», plantean en su informe sobre la economía de Estados Unidos.

Con niveles de crecimiento económico elevados (6,4%) como los que se están reseñando y con bajas tasas de interés de la deuda pública (menos de 1%), aunque el monto de la deuda aumente en términos absolutos, en relación con el PIB, su proporción está disminuyendo lo que le confiere espacios adicionales para el gasto con lo cual se alivia la preocupación por la sostenibilidad fiscal.

En estas condiciones, el mercado de bonos y acciones continuará expresando el comportamiento favorable que ha tenido luego de superado el peor momento de la pandemia, a partir de noviembre de 2020.

Te podría interesar también