La ciudad del futuro se construye en Noruega

// Banca y Negocios @bancaynegocios

La ciudad del futuro se construye en Noruega


Oslo Airport City (OAC) es el proyecto de ciudad de futuro que comenzará su construcción en 2019, junto al aeropuerto Gardermoen (OSL), el mayor de Noruega y el segundo más grande de Escandinavia. Los promotores de esta ciudad creen en un mundo totalmente interconectado en transporte aéreo y que «los aeropuertos ya no se construyen alrededor de las principales ciudades, ahora las ciudades se construyen alrededor de los aeropuertos».

La construcción de este proyecto tiene el objetivo de dar una cobertura mejor al área del OSL y la ciudad de Jessheim que está experimentando un interés cada vez mayor y un fuerte desarrollo tanto en los establecimientos comerciales como en la construcción residencial. «El aeropuerto, el comercio, los hoteles y el transporte han reemplazado a los militares y la agricultura como los nichos de empleo dominantes en el área», explica OAC.

Lo cierto, el municipio de Ullensaker, cuya capital es Jessheim, es una de las áreas de mayor crecimiento de Noruega, tanto en términos de empleo como de población. Los pronósticos de la Oficina Central de Estadísticas de Noruega predicen un crecimiento en los próximos 15 años con un aumento demográfico medio de 2.5% por año.

A estas previsiones demográficas hay que sumarle el desarrollo que espera el aeropuerto de Oslo. El OSL, que gestiona alrededor de 27 millones de viajeros, emplea directamente a aproximadamente 12,500 personas, y junto con subcontratistas, contratos… el empleo total es de casi 23,000 personas. Un número que se duplicará hacia 2050. Además, este aeropuerto ha visto como crecía el negocio de hoteles, restaurantes y tiendas minoristas desde 2005 a 2016.

En una superficie de 1,000,000 de metros cuadrados está previsto que se fomente la construcción de hoteles, comercios, oficinas, instalaciones recreativas y se desarrollen diferentes actividades logísticas e industriales. Además, la nueva ciudad funcionará con la energía renovable que producirá ella misma, solo tendrá coches eléctricos y se utilizará la tecnología ecológica para mantener emisiones de carbono de la ciudad lo más bajas posibles. Está previsto que OAC finalice su construcción en 2022.

Te podría interesar también