Juan Manuel Raffalli: Hace falta Gobierno de Unidad Nacional para conjurar la crisis

// Elizabeth Ostos @elizabethostos

Juan Manuel Raffalli: Hace falta Gobierno de Unidad Nacional para conjurar la crisis


Para el abogado constitucionalista Juan Manuel Rafafalli, la Asamblea Nacional Constituyente tal y como la plantea Nicolás Maduro «es una farsa y no es más que una estrategia electoral para mantenerse en el poder. Es claro que en el país se están produciendo violaciones sistemáticas a la Carta Magna, estamos en una situación en donde el poder se ejerce por la fuerza».

El abogado aseveró que en 2017 «hay un proceso de no constituyente por muchos motivos. Uno de ellos tiene que ver con la forma como se pretenden elegir los constituyentes. Son 545 de los cuales 364 son a nivel territorial, hay estados sobre-representados. Esta Constituyente de Maduro no es democrática porque no ha sido consultada al pueblo».

Rafalli también cuestionó el papel que se ha auto impuesto la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia la cual, a su juicio, toma decisiones que están fuera de ley, sus Magistrados se salieron de las vías legales». Así lo expuso ante una audiencia empresarial en el Seminario «Venezuela: Constituyente, economía y organizaciones», organizado por Ecoanalítica.

Dijo también que las recientes iniciativas de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, «se ajustan a derecho y tratan de proteger lo poco que queda de Democracia. La Fiscal sigue poniendo en aprietos al Tribunal Supremo de Justicia al propiciar acciones contra las bases comiciales de la ANC y con la solicitud de desincorporación cautelar de los Magistrados del TSJ, designados irregularmente en diciembre de 2015».

Explicó que no le extrañaría que la Fiscal Ortega Díaz podría reformar la demanda en contra de las bases comiciales de la ANC, pues fue rechazada por motivos de forma y no de fondo. «Va a insistir pero está clarito que hay instituciones que bloquean el acceso a la justicia. Ella (la jefe del Ministerio Público) ha librado toda una cruzada en el TSJ porque sabe que esto que convocó Maduro es un proceso no Constituyente».

Cuestionó la acción interpuesta ante el TSJ por el diputado Pedro Carreño en donde solicita la declaración de «insania mental» a Ortega Díaz. lo que considera absurdo e irracional: «Si esto pasara, la pérdida de la institucionalidad y la constitucionalidad sería total».

Vaticinó que si llegase a imponerse la tesis de la constituyente comunal, «en Venezuela vamos a tener un Gobierno bicéfalo porque si se llagase a instalar la «ANC se convertiría en un supra poder».

Juan Manuel Rafalli expresó sus dudas en relación con las bases comiciales de este proceso que pretende reescribir la Constitución y considera que son profundamente anti-democráticas.

Llamado a elecciones

Este constitucionalista expresa que la única vía para conjurar la crisis política es el llamado a elecciones regionales, así como las de alcaldes y Concejales: «hay que ejercer el sufragio universal, directo y secreto como lo establece la constitución de 1999. La solución a la crisis parte de la convocatoria a comicios para que el pueblo de Venezuela decida».

Dijo que el Presidente de la República es parte del actual problema del país, por su desempeño anti democrático, «y podría convertirse en parte de la solución si acepta negociar una salida política y electoral a la crisis. Si hay voluntad política en los actores, es posible que en Venezuela se dé una negociación efectiva que puede implicar incluso el llamado a elecciones generales».

También abogó por un Gobierno de Unidad Nacional, en donde estén representados todos los sectores políticos del país, «que organice una trancisión que dé paso a la reconstrucción de las instituciones democráticas y a elecciones presidenciales».

Sostuvo que en Venezuela hay profesionales que se han especializado en la resolución de conflictos en otras parte del mundo, «como Pedro Nikken quien jugó un papel fundamental en el grupo de Contadora, en las deliberaciones de paz para Centroamérica».

Y en tal sentido, Rafalli propone aplicar un esquema de justicia trancisional que evite cárcel o sanciones a algunos funcionarios gubernamentales y no gubernamentales incursos, por ejemplo, en hechos de corrupción. «Hay que delimitar un esquema de prioridades y definir cómo se va a beneficiar la sociedad si se hacen negociaciones concretas y efectivas».

Rafalli expresa que de seguir la tesis de imponer una Constituyente comunal, «seguirían las protestas de calle de forma prolongada», al tiempo que insistió en que los factores políticos deben negociar una salida a la crisis, «la peor en la historia Republicana de la nación».

Te podría interesar también