Inversionistas privados han colocado US$500 millones en activos venezolanos este año

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Inversionistas privados han colocado US$500 millones en activos venezolanos este año

En Venezuela se han realizado inversiones privadas nacionales y extranjeras que suman un monto estimado de 500 millones de dólares, las cuales podrían «aumentar exponencialmente» en 2022, según el asesor financiero Óscar Doval, director de Rendivalores Casa de Bolsa, presidente del Fondo de Inversión Nacional e Internacional Venecapital y de la firma británica de consultoría y banca de inversión Moore GSF.

«Hay un ‘coqueteo’ o aproximación de inversionistas nacionales y extranjeros, porque están las barreras muy bajas desde el punto de vista de entrada; es decir que en este momento las tasas de retorno en Venezuela son inigualables con respecto al resto de América a Latina”, sostiene el experto.

Doval explicó que aparte de las operaciones de compra y venta de activos «de gran magnitud», también se ha realizado «una gran cantidad de inversiones que están pasando por debajo de la mesa por el tema de las sanciones… y diría que en conjunto suman unos 500 millones de dólares, Eso no es poco, para un país  como Venezuela es una cifra significativa”.

Explicó que inversionistas privados están apostando para activar el aparato productivo y beneficiarse, lo que indica que se perfila un escenario de cierta recuperación «no solamente este año sino en el año por venir”.

Los inversionistas miden bien  los riesgos del mercado venezolano, porque, además, los conocen bien, pero “obviamente, ante la posibilidad de tener retorno irrepetible en toda América Latina, se arriesgan”.

Vaticina que en 2022 vamos a ver estas inversiones de manera exponencial. “Esto nos beneficiará a todos (…) Veo un 2022 mucho más promisorio que el 2021”.

En buena medida, el clima de apertura hacia el capital privado, por parte de la administración de Nicolás Maduro, favorece las inversiones, porque mitiga un riesgo fundamental, que es el regulatorio. Por otra parte, indicó que la dolarización es un fenómeno que apoya este proceso de recuperación.

“Impongan o no el bolívar van a tener que anclar su valor a algún tipo de divisa o commodity que garantice que la inversión no se devalúe o que no se produzcan cifras inflacionarias tan grandes como las que vimos en los años pasados, de mantenernos en la senda de la estabilización», apuntó, sentencia Doval.

– Un escenario particular –

Óscar Doval, director de Rendivalores Casa de Bolsa, considera que “Venezuela este año ha cursado una senda bien curiosa y particular”.

Básicamente, aunque los enormes desequilibrios macroeconómicos persisten, especialmente la inflación alta y persistente, así como una depreciación del bolívar y otros indicadores como un fuerte desempleo, «desde el punto de vista microeconómico, patrones de consumo y cómo se comporta la gente, existe una mejora significativa”.

En entrevista con Unión Radio precisó que este cambio se debe a “la cantidad ingente de dólares en efectivo que corren en nuestro sistema producto de exportaciones, remesas y otros conceptos, la gente tiene más poder adquisitivo en una economía que pudiéramos considerar del rebusque”.

“Las personas se las ingenian para que esos dólares pasen de mano en mano, a través de emprendimientos, libres oficios y profesiones hace que ciertamente haya un movimiento en el mercado mucho mayor que el año pasado”, agregó.

Detalló que muchos empresarios y consultores estiman que este año el volumen de ventas se ha incrementado entre 20 y 30 % con respecto a los años 2019 y 2020. “Hay una mejora que podría llamar una burbuja microeconómica dentro de una macroeconomía muy golpeada”.

Puede escuchar la entrevista completa en Unión Radio aquí.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también