Interactuar, plataforma de servicios que impulsa a microempresas colombianas

// EFE

Interactuar, plataforma de servicios que impulsa a microempresas colombianas



Consolidarse como una plataforma de servicios financieros y de conocimiento para microempresarios es el propósito de Interactuar, una corporación de desarrollo social que ha apoyado por cerca de cuatro décadas a emprendedores colombianos para brindarles oportunidades, robustecer sus negocios y mejorar su calidad de vida.

Lo que inició en 1983 como una especie de ángel guardián de pequeñas compañías se convirtió en una entidad que ha reivindicado al emprendimiento familiar como alternativa de generación de empleo, además de contribuir con la construcción de tejido social, económico y laboral en el país.

«Desde hace 37 años venimos aportando al desarrollo empresarial, trabajando por la microempresa y por la dignificación de familias a través de un negocio para que salgan adelante y progresen», dijo el director ejecutivo de Interactuar, Fabio Andrés Montoya.

Precisó que la corporación, que desde su creación ha beneficiado a más de 450.000 emprendedores y empresarios, se enfocó en trabajar con poblaciones con poco acceso a la banca formal y a servicios de conocimiento, para ofrecerles mayores oportunidades de progreso e inclusión productiva.

Luego de llegar a 210 municipios con 39 sedes en los departamentos de Antioquia, Córdoba, Caldas, Cundinamarca, Sucre y Tolima, dentro del plan estratégico que viene estructurando, la institución se visualiza con diversas alternativas para la microempresa e innovando en servicios financieros y conocimiento.

– Experto en crisis –

Además de seguir cultivando el «conocimiento íntimo» del empresario y asegurar una mayor cercanía con ellos a través de la digitalización, esta entidad continuará conectando a esos líderes con sus pares y el mercado, entregando créditos y capacitando en buena gestión.

Para el directivo, cumplir 37 años en medio de la pandemia de la COVID-19 ha sido «bien interesante» y los remite a los inicios de la corporación, cuando afrontaron dificultades importantes.

«En 1983, Medellín estaba en medio de una crisis por una situación de seguridad muy fuerte con el tema de los carteles (del narcotráfico). Fue un momento muy complejo en lo económico y social, similar a lo que hay ahora», recordó Montoya.

Asimismo, consideró que la misión con la que nació en ese entonces la institución se reafirma hoy en medio de las secuelas que dejará el coronavirus en el tejido empresarial.

«Colombia es un país de microempresas», acotó el director ejecutivo, y agregó que este tipo de compañías que asesoran y respaldan con créditos serán un «gran amortiguador» en la crisis y «cruciales» en economía por el empleo que generan.

– Caso de Éxito –

Entre esas «famiempresas» que han sido transformadas por la corporación y que serán protagonistas en la reactivación económica, sobresale la historia de Integrales Vive, un emprendimiento que nació en 2013 en la cocina de los Giraldo Restrepo y que años más tarde se convirtió en una marca de alimentación saludable y consciente.

Con panes y tortas elaborados con masa madre, semillas y cereales han invadido los mercados saludables y las tiendas naturistas del país, impulsados por el boom de la comida sana que ya no es una moda, sino un estilo de vida.

«Como en el mercado realmente no había esos productos 100 % integrales y llenos de cereales, mi mamá empezó a hacer panes para compartir con la familia y los amigos. Gustaron y empezó a venderlos», contó a Efe Diana Giraldo, gerente de mercadeo de la compañía.

Junto a su hermano David Girado, responsable del área comercial y financiera, creó una sociedad que tiene a Martha Restrepo como eje principal con las recetas que crea en una planta en Envigado, donde fabrican productos como tortas de banano con granola y panes multicereal sin azúcar, entre otros.

Para Girado, además de conformar un buen equipo con más de diez empleados, entre los aciertos de la marca está el trabajo por «crear consciencia y educar» sobre alimentación saludable.

«Se trata de cambiarle el chip a la gente. Antes lo integral era insípido o aburrido, pero ahora hay equilibrio entre lo saludable y lo rico», comentó la emprendedora.

La compañía está lista para llevar a otro nivel el emprendimiento familiar con un ingreso en supermercados, además de potenciar el e-comerce y el área digital, que ya fortalecieron durante las restricciones por la pandemia.

Tras haber cursado el programa Método Base de Aceleración (MBA) en Interactuar, el gerente comercial confirmó que la capacitación hace la diferencia, pues les ayudó a escalar con Integrales Vive de una manera más organizada y metódica.

«No solo ha sido valiosos el conocimiento práctico que recibí en las aulas, sino el relacionamiento y los negocios que pude cerrar por Interactuar en ese Intercambio permanente entre microempresarios», manifestó David.

Te podría interesar también