Informe Especial | Subsidio a la gasolina: se acabó el almuerzo gratis

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Informe Especial | Subsidio a la gasolina: se acabó el almuerzo gratis



Desde 1945, los precios internos de los combustibles han estado subsidiados en prácticamente 100%. Este factor es un elemento determinante para explicar la evolución posterior de la economía venezolana, ya que las empresas del país disfrutaban de una ventaja comparativa fundamental para competir en el contexto internacional.

Sin embargo, el subsidio masivo de los combustibles no condujo, y no podía hacerlo por sí solo, a un desarrollo económico competitivo, pero sí llevó a una cultura rentista que se sostuvo durante décadas en un incentivo regresivo, que no beneficiaba a los sectores que realmente lo requerían.

No obstante, este subsidio significó, hasta ahora, la única forma de distribución directa de la renta derivada de los hidrocarburos, el único gran beneficio concreto para cada venezolano de ser un país petrolero, porque, en buena medida, esa renta largamente percibida fue muy mal distribuida y, en muchos casos, malbaratada.

Durante muchos años, los economistas advertimos que ese subsidio debía, por lo menos, reducirse agresivamente, porque tal gasto se hizo cada vez más insostenible, en la medida en que la economía venezolana fue cayendo progresivamente en una crisis que hoy alcanza límites extremos.

Por fin, un gobierno socialista –lo que no deja de ser una llamativa paradoja- se atreve a fijar un esquema de precios que intenta reducir el histórico subsidio. Ahora bien, ¿este es un esquema válido para cumplir el objetivo de que el país pague un valor más próximo a una realidad de mercado por los combustibles?

La verdad es que no. Para nosotros, este esquema de precios dual, con un valor de 5.000 bolívares por litro para una gasolina subsidiada en 95%, y de 0,50 dólares para la misma gasolina no subsidiada, no puede ser un esquema definitivo, porque sigue siendo insostenible.

Lo anterior significa que si el Estado comprometía, en promedio, US$10.000 millones en subsidiar la gasolina, con el nuevo esquema, si el subsidio alcanza más de 90% de la demanda –como indica la planificación inicial, según fuentes cercanas al proceso- el ahorro efectivo sería inferior a US$1.000 millones. El mantener un régimen de subsidios cruzados mantendrá vigente el estímulo para arbitrar precios. 

En estos días, los ciudadanos tuvimos una dosis del destino que ya nos alcanzó. De pagar 0,0072 bolívares por llenar un tanque de gasolina (un valor absolutamente corrosivo para la industria petrolera y las finanzas del Estado) pasamos a cancelar una factura de 100.000 bolívares por litro a “precio internacional”.

Es evidente que, en las condiciones económicas actuales, tan severamente críticas, asumir un gasto promedio de 12 millones de bolívares mensuales por consumo de combustible –sobre un promedio de consumo de 120 litros por mes- es un golpe extremo para unos presupuestos familiares cada vez más precarios.

Además, ¿cómo se pagaría ese subsidio sin generar una fuerte presión inflacionaria, si se considera que el sector petrolero no tiene perspectivas de generar ingresos en divisas suficientes que soporten ese gasto? Es evidente que el gobierno tendría que recurrir a grandes emisiones de liquidez para pagar, a través de su sistema Patria, el componente subsidiado del carburante.

Estamos hablando de que, en el mejor de los casos, la factura petrolera alcanzaría a unos US$ 6.500 millones al cierre de este año.

En el Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados de esta semana nos focalizamos en el análisis de escenarios con la nueva estructura de los precios de la gasolina y sus implicaciones para la economía y los arrasados bolsillos de los venezolanos.

Todos los viernes tenga a la mano la más oportuna, confiable, rigurosa y útil información para tomar las mejores decisiones de negocios en un entorno altamente volátil y complejo. Los invitamos a suscribirse al Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados para estar al día con la dinámica económica del país y las tendencias que la mueven. 

Si desea ver una muestra de nuestro informe privado semanal y conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los gerentes.

ATENCIÓN: Ante los hechos económicos de Venezuela y el Covid-19, Aristimuño Herrera & Asociados está ofreciendo un descuento del 20% en los planes de suscripción de su informe privado semanal.

Te podría interesar también