Informe Especial | Los dilemas que plantea la posible eliminación del esquema 7+7

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Informe Especial | Los dilemas que plantea la posible eliminación del esquema 7+7



La posible eliminación del esquema denominado 7+7 aplicado para la prevención de la propagación de la covid-19 es una medida que el sector empresarial espera, y con razón, pero hay que plantearse si, de verdad, están dadas las condiciones para flexibilizar las actividades económicas y sociales de una manera amplia.

De acuerdo con diversos escenarios, la pandemia de covid-19 podría explicar directamente no menos de 40% de la contracción económica que Venezuela registró en 2020 y, si se pone la perspectiva en 2021, es posible que ese impacto se mantenga más o menos en los mismos términos, aunque con un menor decrecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

En concreto, cabe reconocer que las semanas de cuarentena tienen un costo muy elevado en el aparato productivo nacional. En sectores como el turismo, la aviación comercial, la manufactura, el comercio de bienes no esenciales, los servicios, y el entretenimiento, entre otros, es posible que el peso muerto del 7+7 en sus resultados sea aún mayor.

Sin embargo, es un hecho claro que la pandemia sigue siendo una amenaza, y muy seria. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido sobre el riesgo elevado de nuevas mutaciones del coronavirus que, eventualmente, serían más peligrosas que las actuales y, además, reducirían la efectividad de las vacunas existentes, las cuales aún son de primera generación.

La OMS ha prevenido contra un acelerado desescalamiento de las restricciones de movilidad, debido a los avances de la vacunación; sin embargo, viendo la situación de la economía, que sigue estancada, y sin mostrar visos de recuperación al cierre del primer semestre, de acuerdo con los escenarios que estamos elaborando, la modificación del esquema es una necesidad impostergable.

Evidentemente, nadie puede esperar un cambio extremo y los agentes económicos son los primeros que debemos asumir una actitud responsable frente a esta posible modificación del modelo 7+7, pues si no somos capaces de implantar medidas eficaces de bioseguridad, si no respetamos los protocolos, si el número de casos crece a velocidades superiores a las actuales de manera sostenida, nos arriesgamos al retroceso, justo cuando vienen las temporadas de mayor consumo en el año.

Es importante señalar que el empresariado debe seguir presionando por un plan de vacunación más rápido y mejor organizado, que tome en cuenta las capacidades de toda la sociedad para articular una estrategia que permita inmunizar a 70% de la población a finales de este año o principios de 2022, y que garantice con eficiencia la protección de la población más vulnerable.

Sin vacunación masiva y efectiva, no se puede estabilizar de manera sostenida el funcionamiento de la economía. Fedecámaras hizo una propuesta consistente para apoyar el proceso y, hasta ahora, no ha habido respuesta por los responsables del Estado.

No es el momento de pensar con una mentalidad cerrada, sino que todos los sectores deben reconocer la situación sanitaria del país y ponerse de acuerdo, incluso por encima de pactos de otra naturaleza, porque enfrentar la pandemia es una cuestión de urgencia, más si entramos en una nueva etapa de mayor capacidad de movilización y actividad.

Esperamos que con la reapertura de vuelos nacionales y los procesos de flexibilización que han permitido ampliar el número de sectores económicos que se activan en períodos de desconfinamiento, la posibilidad de que se elimine el 7+7 se concrete y el proceso sea exitoso.

El gobierno también tiene importantes retos ante este nuevo escenario. La actitud no puede ser cambiar el esquema y esperar que ocurra lo mejor, debido a la conducta responsable de los ciudadanos.

En el Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados de esta semana se pone en perspectiva la intención del gobierno de modificar el esquema de prevención que ha denominado 7+7, con la intención de aumentar los niveles de flexibilización del funcionamiento de la economía. Una medida necesaria, pero que supone asumir nuevos riesgos en un contexto donde nuevas variantes del coronavirus amenazan al mundo.

Todos los viernes tenga a la mano la más oportuna, confiable, rigurosa y útil información para tomar las mejores decisiones de negocios en un entorno altamente volátil y complejo. Los invitamos a suscribirse al Informe Privado de Aristimuño Herrera & Asociados para estar al día con la dinámica económica del país y las tendencias que la mueven.

Si desea ver una muestra de nuestro informe privado semanal y conocer más acerca de este y el resto de nuestros productos y servicios de consultoría, le invitamos a consultar nuestros planes de suscripción para que pueda seleccionar el más adecuado a sus necesidades y así empezar a disfrutar todos los viernes, de esta información de alto impacto para los gerentes.

ATENCIÓN: Ante los hechos económicos de Venezuela y el Covid-19, Aristimuño Herrera & Asociados está ofreciendo un descuento del 20% en los planes de suscripción de su informe privado semanal.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también