Industrias están asumiendo las pérdidas provocadas por la escasez y altos precios del diésel

// Orianna García / @orimagab

Industrias están asumiendo las pérdidas provocadas por la escasez y altos precios del diésel



La escasez del diésel ha sido la problemática que ha mantenido las alarmas encendidas entre los gremios productores desde hace aproximadamente tres meses, dado que las fallas en el suministro de este combustible, esencial para las actividades productivas, está ocasionando graves pérdidas en la industria nacional y poniendo en riesgo el abastecimiento de productos en el país.

Luigi Pisella, director de la Confederación Venezolana de Industriales -Conindustria-, aseveró este miércoles en una rueda de prensa conjunta con representantes del sector agrícola y comercial, que la falta de combustible en el sector manufacturero ha implicado grandes inversiones no solo para el transporte de la materia prima, sino para el traslado del personal obrero y administrativo que labora en estas empresas.

En medio de una crisis estructural que ha mantenido a la industria operando por debajo del 20% de su capacidad, el representante gremial alertó que los industriales están teniendo que recurrir al mercado negro para abastecerse del diésel que requieren, cuyo precio varía según la región del país, y llega a superar incluso los costos de referencia a nivel internacional.

«Esto está provocando un aumento en el precio del los productos y, por ahora, no se está trasladando al consumidor; las pérdidas las estamos asumiendo nosotros los industriales», afirmó el gremialista.

Pisella precisó que debido a las constantes fallas en el servicio eléctrico que se producen en el país, sobre todo en las regiones, cerca del 65% de la industria genera su propia electricidad, por lo que la falta del combustible requerido para ello está causando un importante retraso en la operatividad.

Señaló que una parte de la resolución que han planteado al Ejecutivo nacional para atender esta problemática de forma urgente es que en los estados fronterizos se abastezcan las estaciones de servicio con combustible importado de los países vecinos. Sin embargo, asegura que esta no es la opción más conveniente para los sectores productivos.

El director de Conindustria apuntó que la información que se maneja, de acuerdo con las instancias gubernamentales, es que se está produciendo en el país el combustible que se requiere, por lo que hizo un exhorto a que «toda la producción sea orientada al consumo nacional; la prioridad es Venezuela».

Indicó que es necesario, además, que en el caso de la estatal Pdvsa se controle que la calidad del combustible distribuido esté acorde con los requerimientos del transporte terrestre en el país.

De igual forma, Pisella consideró necesaria una revisión urgente de los precios para la venta del combustible, dado que la industria petrolera también debe generar los recursos necesarios para mantener su operatividad.

Te podría interesar también