Gobierno de Panamá establece aumento promedio de 3,3% en salario mínimo

// EFE

Gobierno de Panamá establece aumento promedio de 3,3% en salario mínimo



El Gobierno de Panamá dijo que estableció un alza promedio del 3,3% al salario mínimo, que entrará en vigor el próximo 15 de enero y fue tildado de razonable por analistas económicos.

En Panamá existen actualmente 37 niveles de salario mínimo para 85 actividades económicas y en al menos 11 ocupaciones, precisó el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel).

El ajuste previo, realizado en 2017 por el entonces Gobierno de Juan Carlos Varela (2014-2019), fue del 6,5% para las grandes empresas y del 4,5% para las pequeñas.

La ministra panameña de Trabajo, Doris Zapata, dijo que se hizo una revisión por región y por actividad económica para fijar el ajuste en promedio del 3,3%, sin perder de vista las actividades con menor crecimiento económico.

– Ajuste variable por sector –

«El aumento varía (…) en educación particular 1%, agricultura y pesca 1%, Zona Libre de Colón, que está golpeada (económicamente) también 1,5 %, suministro de agua y alcantarillado 2 %, agricultura, ganadería y caza (gran empresa) 2 %», detalló la ministra.

El actual salario de 1,53 dólares por hora en la agroindustria pasará a 1,58 dólares; y actividades financieras y seguros, con sueldo de 3,17 dólares, pasará a 3,27 dólares, precisó el secretario general del Mitradel, Winston Sánchez.

Para el sector de los bananeros independientes, que exigían hasta última hora un 25 % de aumento, se fijó un ajuste del 8%; para el sector de minería en un 6 %, y para turismo (hoteles y restaurantes) 1 %.

Al Gobierno del presidente Laurentino Cortizo, que asumió el pasado 1 de julio para el quinquenio 2019-2024, le tocó determinar el nuevo salario mínimo luego de que fracasaron las negociaciones entre patronos y sindicatos para consensuar el ajuste, una situación que se repite cada dos años cuando este ingreso debe ser revisado, según establece la ley.

En esas conversaciones los sindicatos presentaron 12 propuestas de ajuste, mientras que los empresarios sostuvieron que no debía haber ninguno y alertaron de que un alza salarial podría repercutir en un incremento del desempleo, que se ubica en el 7,1 %.

Los patronos argumentaron que la economía mantiene una ralentización que llevó al producto interno bruto (PIB) a crecer en 2018 un 3,7 %, la tasa más baja en una década, mientras que la previsión para este año es de máximo 3,5 %.

Cortizo dijo este martes que era imposible aprobar un alza salarial del 25 % porque «de nada vale tener un aumento enorme y que pongamos en riesgo los trabajos que ya existen», y que recordó que le ha tocado al Ejecutivo decidir el asunto por la incapacidad de los empresarios y sindicatos de consensuar.

– Un ajuste razonable para analistas económicos –

El ajuste promedio aprobado por el Ejecutivo de Cortizo «es razonable dentro de la situación económica del país», dijo el experto economista panameño Aldolfo Quintero.

«Lo importante es que debe permitirse con este incremento no solamente un aumento del poder adquisitivo de los trabajadores, si no que vaya acompañado de un incremento de la productividad», agregó.

Para el exrector de la Facultad de Economía de la estatal Universidad de Panamá, Rolando Gordon, «lo que está haciendo el Gobierno es correcto», pues obedece a una realidad económica.

En los sectores de la minería y las bananeras «pudo ser más» el aumento porque están en manos de «trasnacionales que tienen una alta tasa de ganancia», pero «se logró un ajuste, no todo lo que querían los obreros, pero lo importante es que el Gobierno comprendió la necesidad de que era necesario un incremento salarial», agregó Gordon.

Te podría interesar también