Gobierno argentino envía al Congreso proyecto de sostenibilidad de la deuda

// EFE

Gobierno argentino envía al Congreso proyecto de sostenibilidad de la deuda



El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán, anunció este martes el envío al Congreso de un proyecto de ley para la «restauración de la sostenibilidad de la deuda pública externa», que busca enfrentar la situación «crítica» que el país enfrenta, con una «carga de deuda insostenible».

«Esta ley dará condiciones para poder estructurar y ejecutar las operaciones necesarias para justamente lograr el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda publica», dijo el titular económico del Ejecutivo de Alberto Fernández en una rueda de prensa en Buenos Aires.

A finales de 2019, antes del cambio de Gobierno, la deuda pública argentina ascendía a 314.000 millones de dólares, entre ellos los casi 44.000 recibidos de parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo al que el anterior presidente, Mauricio Macri, acudió en 2018 al estallar una crisis que se alarga hasta la actualidad.

«Seguimos trabajando para tranquilizar a la economía, estamos cuidando a las argentinas y argentinos y entendemos que la consistencia macroeconómica es una condición necesaria para que el país pueda establecerse en un sendero que sí sea sostenible», especificó Guzmán.

El ministro espera que el proyecto, que se enviará esta tarde al Congreso, obtenga el apoyo de los legisladores para así discutir «todos los pasos de este proceso de resolución de crisis de deuda en el ámbito institucional que corresponde».

«El proyecto de ley que estamos enviando se inscribe dentro del marco de la ley de administración financiera, que pide que el país mejore al menos dos de las siguientes tres condiciones: plazos, tasas de interés y monto del capital. Nosotros, lo que necesitamos es tener una solución que sea sostenible», agregó.

«Tenemos que hacer promesas que se puedan cumplir», insistió Guzmán, convencido de que «hoy la situación de Argentina es crítica» y la carga de la deuda «no se puede sostener» y hay que transformarla en una que sí se pueda afrontar.

El ministro no quiso dar detalles de la «propuesta concreta» de negociación con los tenedores de deuda, algo que afirmó debe producirse tras un proceso «que también se nutre de las conversaciones con los bonistas sobre la base de la buena fe».

«Esa propuesta será comunicada de forma oportuna y discutida en el ámbito del Congreso», reiteró.

«La nación ha dado probadas muestras de buena fe en una situación critica. La nación continúa haciendo un esfuerzo para servir los intereses que se han venido pagando con reservas, pero no está pagando el capital sobre la deuda en dólares. Sobre la deuda en pesos, por otra parte, como las condiciones de mercado han cambiado, no vemos en lo inmediato ningún problema», explicó.

La situación de la provincia de Buenos Aires estuvo sobre la mesa en la conferencia de prensa, después de que el pasado 14 de enero, el mayor distrito del país solicitara a los tenedores de bonos BP21 emitidos en dólares posponer hasta mayo el vencimiento de capital del próximo 26 de enero para evitar caer en una cesación de pagos.

«De forma coordinada, estamos pidiendo la misma buena fe que está teniendo el Gobierno argentino y el de la provincia a los bonistas. Que nos den el tiempo necesario para resolver un problema de descalabro macroeconómico que ha afectado a todo el país», enfatizó Guzmán, que calificó de «desastre» lo que hizo en materia de deuda el Gobierno de Macri.

Te podría interesar también