Gobernantes latinoamericanos temen que crisis en Venezuela perjudique inversiones en la región

// economiahoy.mx


La XXV Cumbre Iberoamericana dejó constancia una vez más de que Latinoamérica ha cambiado de rumbo. Las reuniones entre los líderes de la región versaron sobre la posibilidad de cercar el poder al presidente Nicolás Maduro, quien finalmente no acudió a dicha cita. Buena parte de estos dirigentes temen que la visión de crisis e inseguridad jurídica que tiene el mundo de Caracas pueda mermar posibles inversiones y perjudicar su economía.

Cartagena de Indias (Colombia) reunió este fin de semana a los 22 países que conforman la comunidad iberoamericana, estos son, 19 países de América Latina, España, Portugal y Andorra. De la cita no salió ninguna sanción específica contra Venezuela, sin embargo, sí que supuso poner al desnudo cuantos apoyos le quedan a Maduro en la región, después de que buena parte de estos países ya no estén gobernados por ejecutivos populares.

El dedo más hiriente fue Perú que planteó activar la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) para suspender a Venezuela de la organización y preparó un documento en el que se planteaba un programa de rescate económico del país. A la par se celebraba también en Cartagena de Indias el I Encuentro Empresarial Iberoamericano donde el sector privado abrigó también la idea de promover medidas coercitivas contra Venezuela por no cumplir las normas de la Organización Mundial del Trabajo (OIT).

cumbre-iberoamericana-2016-lideres-latinoamericanos-efe

De puertas para fuera, sin embargo, nada de esto llegó a incluirse en el acta que firmaron los países presentes en la cumbre. Es más, España incluso afirmó no tener conocimiento de que se estuviera planteando alguna medida concreta contra Venezuela. «No estoy tan seguro de que Perú esté promoviendo un documento. En estos momentos creo que hay un planteamiento fundamentalmente de respeto a lo que son las decisiones internas, pero también de avanzar desde el punto de vista de lo que es esa cooperación, ese diálogo democrático. En este tipo de cumbres lo fundamental es intentar avanzar todos juntos en una senda», apuntó el ministro de Economía y Competitividad en funciones de España, Luis de Guindos.

De Guindos acudió a la cumbre en representación de España ya que Mariano Rajoy declinó la invitación por celebrarse el sábado en Madrid la segunda votación en la que fue investido presidente de Gobierno. El titular de Economía acompañó así al rey Felipe IV quien centró su discurso en el lema propuesto por el país organizador «Juventud, educación y emprendimiento». En esta línea, el monarca instó a los Ejecutivos y organizaciones internacionales a que respondan «al desafío de trasladar las políticas de juventud al centro de la escena política y que éstas tengan presencia y visibilidad social».

Te podría interesar también