FMI aplaude «rápida» resolución de compra del Banco Popular por el Santander

// EFE


El Fondo Monetario Internacional (FMI) dio la bienvenida a la «rápida» decisión tomada por las autoridades europeas de permitir la venta del Banco Popular al Banco Santander por un euro, ya que elimina una «fuente de incertidumbre» sobre el sistema financiero español y europeo.

«Damos la bienvenida a la rápida y coordinada acción tomada (por el Banco Central Europeo, la Junta de Resolución Única y la Comisión Europea) para tratar la situación del Banco Popular», aseguró Gerry Rice, portavoz del Fondo en su rueda de prensa quincenal.

Rice subrayó a preguntas de Efe que de este modo «se elimina una fuente de incertidumbre sobre el sistema bancario español y los mercados financieros de la zona euro en general».

El traspaso se anunció el miércoles por la mañana, horas antes de la apertura de los mercados.

En la madrugada previa, el Banco Central Europeo (BCE) determinó que el Popular «estaba quebrando o en riesgo de quiebra», de acuerdo con el artículo 18 de la regulación del Mecanismo Único de Resolución.

La institución comunitaria tuvo en cuenta la escasa liquidez de la entidad y concluyó que «en el futuro cercano» el Banco Popular podría ser «incapaz de pagar sus deudas».

Aunque la compra del 100 % del Banco Popular por el Santander protege a todos los depositantes, los actuales accionistas y tenedores de deuda perderán el 100 % de su inversión tras la operación.

El Banco Popular, la quinta entidad financiera española, había perdido casi la mitad de su valor en bolsa en pocas sesiones y acumulaba apenas 1.335 millones de euros en capitalización.

La operación cerrada hoy supone la primera resolución (intervención y liquidación) de una entidad financiera en Europa en la que no ha sido necesaria la aportación de capital público.

La Junta Única de Resolución europea fue creada en 2015 como una autoridad encargada de garantizar la resolución ordenada de bancos en crisis con el menor impacto posible sobre la economía real y las finanzas públicas.

Hace cinco años, España tuvo recurrir a un rescate por parte de las autoridades europeas para sanear su sector bancario por valor de alrededor de 40.000 millones de euros.

Te podría interesar también