Flexibilidad del tipo de cambio ayudaría a economías de América Latina ante Covid-19

// EFE

Flexibilidad del tipo de cambio ayudaría a economías de América Latina ante Covid-19



La crisis del coronavirus también va a tener un impacto en las economías de América Latina, aunque no todos los países se verán afectados de la misma manera ni cuentan con las mismas herramientas para combatirlo, según Germán Ríos, profesor de IE University.

– ¿Cómo afectará en líneas generales el coronavirus a la economía de América Latina? –

Esta crisis lleva aparejada la salida de capitales masiva de la región que va a producir presión sobre los tipos de cambio y la financiación de los distintos países.

Asimismo, la caída en el precio de las materias primas -principalmente petróleo- que exporta la región tiene un efecto muy importante sobre países como México, Colombia, Ecuador y Venezuela.

La restricción de desplazamientos que se está llevando a cabo para detener la pandemia ocasionan que este año haya una reducción del número de turistas que visitan la región, lo que afectará fundamentalmente a los países de Centroamérica, el Caribe y México.

Por otra parte, la caída en las remesas va a afectar sobre todo a Centroamérica y a países del sur como Ecuador y Bolivia, según advierte Ríos.

– ¿Qué fortalezas tiene latinoamérica para afrontar esta crisis? –

Algunos países han implementado en el pasado medidas como los tipos de cambio flexibles que pueden ayudar en esta situación. Además, algunos cuentan con margen para bajar las tasas de interés y para hacer políticas contracíclicas.

Para Ríos, el hecho de que previsiblemente China sea el primer país que va a empezar a recuperarse hará aumentar la demanda de las materias primas, con lo cual sus precios probablemente aumentarán, lo que beneficiará a los países exportadores.

– ¿Qué políticas están aplicando los estados latinoamericanos para paliar esta crisis? –

Para ayudar a familias, trabajadores y empresas, la mayoría de los países han tomado una política fiscal y monetaria expansiva.

Por el lado fiscal, se han aumentado los subsidios directos a las familias y particulares apoyándose en programas sociales ya existentes. También se está ayudando a las pequeñas y medianas industrias a través de ayudas directas y, en algunos casos, a través de aumento del gasto público.

En materia de política monetaria, en los casos en los que había espacio se han podido reducir las tasas de interés para incentivar el consumo y la inversión.

En los casos en los que no había mucho espacio, la expansión fiscal para mantener a flote empresas y familias va a poner algo de presión sobre la deuda, a juicio del profesor del IE.

Te podría interesar también