Fenómeno GameStop: ‘A los grandes de Wall Street les dieron de su propia medicina’

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Fenómeno GameStop: ‘A los grandes de Wall Street les dieron de su propia medicina’



La coordinación entre pequeños inversionistas ha generado «una revolución» que hace temblar a Wall Street, lo que ha perjudicado a los grandes capitales, ha puesto en alerta a los reguladores e, incluso, ha hecho que la Casa Blanca esté revisando lo que está ocurriendo.

El revolcón inició cuando una gran cantidad de inversionistas se coordinaron en un foro de Reddit llamado «Wall Street Bets», donde los usuarios de Internet se jactan de sus hazañas o de sus problemas bursátiles con memes y bromas atrevidas, lo que lo ha convertido en la herramienta principal, para este movimiento sin precedentes, comprar de forma masiva acciones de GameStop

Con cientos de locales físicos, pero sin un futuro promisorio, en medio de la pandemia del coronavirus y el auge de las aplicaciones en línea, las tiendas de videojuegos GameStop están lejos de ofrecer un modelo radiante de crecimiento en una era en la que las compras en línea, las descargas o los juegos remotos han superado las ventas físicas.

El efecto fue claro: sus títulos pasaron de US$17,9 a inicio de año, a casi US$400. Solo en esta semana, a pesar del desplome del pasado jueves, tiene un alza de más de 215%, llevando la capitalización bursátil de la compañía hasta los US$13.500 millones.

Además, no solo ha tenido como protagonistas a GameStop, sino también a la cadena de cines AMC (alza de 170% en la semana), Blackberry (cuyos títulos pasaron de US$18 a US$28), o Nokia, que dobló su valor, entre otras.

De acuerdo con Portafolio, más allá del movimiento artificial de las acciones, varios expertos han salido a relacionar este suceso como una ‘guerra’ de los pequeños inversionistas contra los grandes de Wall Street, para perjudicarles con su misma medicina: la especulación.

“Estamos en el mundo de las redes sociales, además de una mayor facilidad de entrada. Lo que pasó es que se pusieron de acuerdo, y los algoritmos, al ver las señales, de forma automática reaccionaron en masa y dispararon las operaciones de compra a corto plazo”, asegura el experto en bolsa, Julián Villamizar.

¿Pero cómo funcionaron estas operaciones? Según Villamizar, “en los short squeeze (ventas a corto plazo), los inversionistas le apuestan a la caída. Imaginemos que se invierten US$10 millones, y como los fondos no tienen las acciones, las piden prestadas por ese valor.

Se vende cada una a US$50, reciben US$10 millones por la venta, más los US$10 que se tenían en garantía, y devuelven esos títulos, por lo que la ganancia es de 100%, el máximo. Lo que ocurre es que las pérdidas son infinitas. Por eso, si en vez de US$50, se venden a US$100, se pierde el 100% de la inversión, y si es más, se incurre en pérdida, y eso es lo que ha ocurrido con los fondos”.

La sacudida ha sido tal que las principales aplicaciones de corretaje sin comisiones en Estados Unidos, como Robinhood y TD Ameritrade, vetaron las operaciones con esos títulos. Los grandes fondos han llegado a perder más de US$2.000 millones por estas operaciones.

Charles Schwab, en tanto, controlador de TD Ameritrade, aseguró que no impuso la menor restricción, sino que tomó las precauciones necesarias «para asegurarse de que los clientes tuvieran activos suficientes para pagar sus compras de acciones».

– En el banquillo en EE.UU –

Desde le fiscal general de Texas a los reguladores de la bolsa en Estados Unidos, los ataques se multiplicaron el pasado viernes 29 de enero contra los grandes fondos de inversión de Wall Street y algunas plataformas de corretaje, sospechosos de haber manipulado el mercado bursátil al limitar algunos intercambios de acciones, según reseñó la agencia AFP.

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, pidió el viernes información a varias plataformas de corretaje, entre ellas Robinhood y TD Ameritrade, sobre la limitación de transacciones bursátiles de títulos que fueron objeto de compras masivas en los últimos días.

«Las grandes firmas de Wall Street no pueden restringir el acceso del público al libre mercado y no deberían censurar las discusiones sobre este tema, en especial si es para su propio beneficio», fustigó Paxton en un comunicado.

«Esta aparente coordinación entre hedge funds, plataformas de corretaje y servidores de internet para alejar amenazas a su dominio del mercado es escandalosamente inédita e injusta. Esto apesta a corrupción», lanzó el fiscal, que hizo un pedido de información con fines de investigación.

En tanto, la SEC, que supervisa y regula la bolsa de Nueva York, dijo «vigilar y analizar de cerca la extrema volatilidad del precio de algunas acciones» luego de la disparada de títulos como GameStop o la cadena de cines AMC.

La SEC prometió actuar para «proteger a los pequeños inversores cuando los hechos demuestren una actividad bursátil abusiva o manipuladora que está prohibida por las leyes federales».

Varios legisladores también manifestaron su indignación por la situación.

La presidenta del comité de Finanzas de la Cámara de Representants, Maxine Waters, anunció el jueves una audiencia parlamentaria, sin fecha fijada aún, sobre «la actitud predadora» de los fondos de inversión.

Te podría interesar también