Falleció a sus 86 años Armando Manzanero, el maestro mexicano de la música romántica

// AFP

Falleció a sus 86 años Armando Manzanero, el maestro mexicano de la música romántica



El compositor mexicano Armando Manzanero, ícono del bolero, murió este lunes a los 86 años en un hospital donde se hallaba intubado por covid-19, informó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

«Es algo muy triste, Don Armando Manzanero, un gran compositor, de lo mejor del país, además un hombre sensible también en lo social. Lamento mucho su fallecimiento», dijo el mandatario en su habitual rueda de prensa matinal.

Tras poner un video de Manzanero interpretando «Adoro», López Obrador adelantó el final de su conferencia visiblemente conmovido.

El prolífico autor de canciones como «Somos novios» falleció de un paro cardíaco en la madrugada del lunes, tras haber sido hospitalizado por covid-19, confirmó a la AFP su publicista.

El artista había sido ingresado el 17 de diciembre tras dar positivo al nuevo coronavirus y presentar tos y baja oxigenación. Seis días después fue intubado para recibir soporte de ventilación mecánica «con pleno consentimiento», según informes de sus agentes.

La noticia del deceso fue sorpresiva, pues el domingo su oficina de prensa informó que la salud del músico avanzaba favorablemente y que incluso se preparaban para extubarlo esta semana.

El bolerista había sido homenajeado de forma presencial por el gobierno de su estado natal, Yucatán (este), con la apertura de un museo dedicado a su vida y obra, pero al regresar a Ciudad de México Manzanero empezó a presentar tos, de acuerdo con declaraciones de su esposa, Laura Elena Villa, citada por El Universal.

Manzanero era uno de los compositores más emblemáticos de la música mexicana contemporánea, creador de «Somos novios» y «Contigo aprendí», interpretados por él mismo y varios artistas, como Luis Miguel y Alejandro Fernández.

Manzanero es ampliamente conocido en América Latina y en 2014 se convirtió en el primer mexicano en recibir un Premio Grammy honorífico por su trayectoria.

– Premios por montones –

En días pasados, el bolerista había sido homenajeado de forma presencial por el gobierno de Yucatán con la apertura de un museo dedicado a su vida y obra.

«El agradecimiento es la memoria del corazón, y la música es el mejor recuerdo que se puede llevar en el bolsillo», expresó Manzanero durante el tributo.

Este año recibió igualmente el Premio a la Trayectoria Artística en los Billboard de la Música Latina.

El maestro mexicano labró una carrera de seis décadas, con una treintena de álbumes y temas como «Voy a apagar la luz» y «Contigo aprendí», himnos del cancionero romántico hispano engalanados con su piano.

Entre los cantantes internacionales que han puesto voz a sus letras destacan Luis Miguel, Andrea Bocelli, Frank Sinatra, Christina Aguilera, Chavela Vargas, Julio Iglesias y Raphael.

Orgulloso de su origen maya, Manzanero llegó al mundo arropado por la música: su padre, Santiago, era trovador, y se ganaba la vida cantando por los pueblos, aunque el romanticismo -contó varias veces- lo heredó de su abuela Rita.

«Las palabras me vienen del mundo que me tocó vivir. Yo cuando era niño viví junto al mar, viendo las cosas naturales. Viendo todos esos atardeceres y amaneceres», dijo a la BBC durante una entrevista en 2014.

Se casó cinco veces, una cifra que le incomodaba, y tuvo siete hijos.

– Figura inigualable –

Cuentan quienes lo conocieron íntimamente que el Premio Nobel de Literatura 1982, el colombiano Gabriel García Márquez, quiso hacer un disco de boleros con él, pero nunca se concretó.

El también escritor y cronista mexicano Carlos Monsiváis, con quien el cantautor tuvo un programa de radio, dijo alguna vez que «a Manzanero solo lo reemplaza Manzanero».

Con apenas 1,54 metros de estatura, el artista conservaba el aspecto de un joven indígena. «Su vida es la canción de un hombre a quien no habrá quién lo alcance», escribió recientemente el columnista Carlos Díaz en Milenio.

Siempre con elegantes trajes, Manzanero gustaba además de la buena comida (en la cuarentena también se dedicó a cocinar), el cine, el circo y el buen sentido del humor.

Aunada a su incansable labor artística, realizó un arduo trabajo en defensa de las leyes de protección a los derechos de autor a través de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), que presidió desde 2010.

Entre sus últimas presentaciones destaca un concierto virtual que realizó en septiembre junto al veterano rockero Alex Lora, líder de la banda El Tri, y el cantautor de música pop Aleks Syntek.

Te podría interesar también