Exxon Mobil pierde 1.690 millones en la primera mitad de 2020

// EFE

Exxon Mobil pierde 1.690 millones en la primera mitad de 2020



La petrolera estadounidense Exxon Mobil anunció este viernes que en la primera mitad de 2020 perdió 1.690 millones de dólares, un duro revés frente a las ganancias de 5.480 millones del mismo periodo del año pasado, debido al exceso de oferta y al impacto de la COVID-19 sobre la demanda.

La compañía con sede en Irving (Texas), que encadena ya dos trimestres en números rojos, tuvo una facturación de 88.763 millones entre enero y junio, lo que supone un 33 % menos que en ese mismo tramo de 2019, según informó en un comunicado.

En el segundo trimestre, Exxon Mobil registró unas pérdidas de 1.080 millones de dólares frente a los beneficios de 3.130 millones que obtuvo entre abril y junio del ejercicio anterior, propiciadas por una caída del 53 % en las ventas, que se situaron en 32.605 millones.

La producción de petróleo equivalente en ese periodo fue de 3,6 millones de barriles diarios, un 7 % menos respecto al año pasado, mientras que la de gas natural bajó un 12 %, reflejando «las restricciones económicas y gubernamentales».

El principal ejecutivo de la petrolera, Darren Woods, dijo que la pandemia de coronavirus y las condiciones de exceso de oferta a nivel global han provocado bajos precios, márgenes y volúmenes de ventas, que ha intentado contrarrestar reduciendo el gasto a corto plazo y reorganizando el negocio.

Los gastos de capital entre abril y junio se redujeron un tercio, hasta 5.300 millones, y la petrolera está ahora evaluando sus negocios por países para hacer más ajustes, sobre los que informará cuando concrete sus planes, señaló el ejecutivo.

«Hemos aumentado la deuda hasta un nivel que nos parece apropiado para tener liquidez, dada la incertidumbre del mercado. De acuerdo a nuestras proyecciones actuales, no planeamos agregar más deuda», declaró.

El barril de referencia en EE.UU., el Texas West Intermediate (WTI), ha perdido más del 30 % de su valor desde el comienzo del año, lo que ha forzado a las empresas energéticas a recortar su gasto y en algunos casos su dividendo.

En el área de «upstream» (exploración y producción), Exxon Mobil explicó que el precio de mercado se incrementó tras la aguda caída del primer trimestre, pero su realización de producto en este segundo trimestre ha sido «significativamente más baja» por la sobreoferta y la baja demanda que ha traído la COVID-19.

En cifras, este negocio perdió 1.651 millones este último trimestre, en comparación con los 3.261 ganados en 2019, principalmente por la mala marcha en Estados Unidos (-1.197 millones) y fuera de este territorio (-454 millones).

En el área de «downstream» (refinado), la firma se vio afectada por unos márgenes considerablemente más bajos debido al efecto de la pandemia en la demanda de gasolina y combustible para aviones, pero los compensó reduciendo el gasto y gracias al cambio de divisa.

Este negocio se mantuvo a flote y obtuvo 976 millones, más del doble respecto a 2019, ya que pese a registrar pérdidas en EE.UU. (-101 millones), tuvo muy buenos resultados en el extranjero (1.077 millones, 663 % más).

Exxon destacó que durante el segundo trimestre ha incrementado la producción del alcohol utilizado en el gel hidroalcohólico y de polipropileno utilizado en mascarillas médicas y batas, como parte de su esfuerzo para proveer una respuesta en la lucha contra la pandemia.

Los resultados, divulgados antes de la apertura de Wall Street, no fueron bien recibidos por los analistas y las acciones de la petrolera bajaban más del 2 % en las operaciones electrónicas previas. Desde el comienzo del año, ha perdido un 40 % de su valor bursátil.

Te podría interesar también