Existe preocupación de que el tipo de cambio oficial deje de ser la tasa del mercado, advierte economista

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Existe preocupación de que el tipo de cambio oficial deje de ser la tasa del mercado, advierte economista

Para el economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrubal Oliveros, el año 2021 es un punto de inflexión e implica un cambio en la crisis tan profunda y larga que ha vivido Venezuela en los últimos años.

«Para nosotros es la menor caída de los últimos 8 años, aunque no vemos crecimiento en el número total, si observamos algunos sectores con una recuperación», señaló.

A su vez, informa que es probable que la inflación cierre por debajo de 1000%, lo cual no lo veían claro a principios de 2021. «Tener esta tasa es un alivio, los precios siguen creciendo pero a un ritmo mas lento», añadió.

Oliveros también destaca que este año ha habido un aumento de las remesas, lo cual ha dinamizado el consumo en el país.

Para el especialista, el 2021 lo ve como el año de la consolidación de la dolarización en Venezuela, «más madura en lo transaccional», ya que da sus primeros pasos como dolarización financiera.

Sin embargo, cuestiona que también es un año donde hay restricción al crédito, convirtiéndose en el principal problema que enfrenta el sector bancario y los empresarios.

«Veo un 2021 donde la economía entra en una nueva etapa, donde pareciera que va a entrar en una fase de estancamiento y en Venezuela, eso es una noticia positiva», resaltó.

GOBIERNO

El director de la firma Ecoanalítica, señala que hay «una mejora leve en los ingresos externos, porque subió un poco la exportación y los precios del petróleo».

Asimismo, explicó que el Gobierno Nacional «tampoco ha gastado como en el pasado, hay reducción del déficit fiscal y eso ha incidido en la desaceleración de la tasa de inflación, el Ejecutivo parece haberse propuesto salir de la hiperinflación y se ha moderado en su ejecución de gastos».

Igualmente, recuerda que tampoco se han ajustado los sueldos y salarios del sector público, lo cual, a su juicio, es un reconocimiento de que al no tener ingresos suficientes no sube los sueldos.

Oliveros advierte que, a pesar de haber signos de recuperación, son tan débiles que no permean en todas las capas de la población; «por ejemplo, aquellos que son funcionarios públicos, pensionados, personas que viven zonas rurales, son excluidos, es como si hubiera dos países, una minoría que se beneficia de poder ajustar sus tarifas y se benefician de la dolarización, y por el otro lado las personas que no se pueden insertar en la dinámica del mercado, que son la mayoría»

Perspectivas 2022

Desde la firma ven un crecimiento del PIB positivo, pero muy limitado, porque la economía se ha contraído en un 80%.

Entre 2012 y 2021 se ha perdido el 80%, «si el año que viene crece 5%, eso significa que usted pasa de 20 a 21, pero con respecto a 2012, está 69 puntos por debajo. Simplemente es una economía que deja de caer», explicó.

Para el economista habrá sectores que van a aprovechar mejor esta situación; entre ellos, los de salud, alimentos, tecnología, minoristas, servicios profesionales, entre otros.

Por el contrario, los sectores que pueden ser más golpeados en 2022, serán los de manufactura, banca y construcción.

Tipo de cambio 

«El BCV viene siendo muy agresivo para mantener a raya la tasa de cambio y contener la presión, han tenido algo de éxito, los economistas proyectábamos el tipo de cambio entre 11 y 12 de bolívares para el cierre de año», dijo.

A juicio de Oliveros, «tener una tasa de cambio en 5 bolívares y que termine en 6 o 7, habla de un cambio total de las expectativas. Pensábamos que el gobierno iba a gastar mucho mas, pero no lo hizo y además le entró un ingreso superior por venta de petroleo».

Sin embargo, reconoce que existe la preocupación de que «la distorsión se desborde y se comience a separar la tasa del BCV con la tasa paralela, lo cual puede traer problemas, como lo vivimos en el pasado, con el arbitraje, el mercado negro; además de los problemas al comercio, ante las constantes fiscalizaciones para que se use la tasa oficial»

«Si la tasa del BCV comienza a dejar de ser percibida como tasa del mercado, la que recoge realmente las condiciones del mercado, eso puede traer un efecto negativo en la dinámica de transacción y  mercado, aunque es prematuro, preocupa», destacó durante una entrevista para Circuito Éxitos.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también