Exclusivo | Se extingue la industria automotriz: solo un vehículo se ensambló en el primer trimestre

// Gisell Quintana / @GisellQuintana

Exclusivo | Se extingue la industria automotriz: solo un vehículo se ensambló en el primer trimestre



El sector automotriz es uno de los que ha registrado mayores pérdidas en ocho años de caída interrumpida.

La paralización del sector es evidente debido a la falta de estimulo para impulsar el ensamblaje de vehículos en el país que, hace 10 años, representaba el 50% de las ventas de la producción de autopartes hechas en Venezuela.

El presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores, Favenpa, Omar Bautista, aseguró, en una entrevista para el portal Banca y Negocios, que la situación de ensambladoras de vehículos en el país es de total “inactividad” con una caída de 99,9% en la última década.

El sector pasó de ensamblar 104.357 vehículos en 2010 a solo 107 unidades en plena pandemia.

“Este primer trimestre, la producción también ha caído de una forma importante si lo comparamos con el año 2020. La contracción es de 98,8% porque hemos ensamblado solamente una sola unidad en lo que va de 2021, cuando en el primer trimestre del año 2020 se ensamblaron 86 vehículos, pero si lo comparamos con el primer trimestre del 2011, que se habrían ya ensamblado 24. 223 vehículos, la caída es casi total de un 100%”, detalló Bautista.

-Un sector “inundado” de importaciones –

 El presidente de Favenpa, Omar Bautista, señaló en el año 2016 Venezuela adoptó el arancel externo común del Mercosur, que establece un monto del 20% para las importaciones de vehículos, por lo que el país quedó en desventaja si se compara con Argentina y Brasil, que también forman parte del mercado común subregional, y aplican un arancel más alto, de 35%, para las importaciones, afectando mercado nacional.

Además, otro obstáculo que tienen las ensambladoras de vehículos es que en el 2019 se publicó una resolución del Ministerio de Industria y Producción Nacional que permite importar vehículos usados, y esta medida “en ninguna parte del mundo estimula el ensamblaje de vehículos”, de acuerdo con el presidente de Favenpa.

El decreto de exoneración de aranceles e impuestos por importaciones que está vigente desde agosto del 2018 y que permite traer sin imposición alguna neumáticos, baterías y pistones de aluminios, entre otros respuestos, también contribuye a la caída de la industria automotriz.

Además, en el 2020, se sumaron 55 códigos arancelarios que corresponden a autopartes hechas en el país que deben presentar un certificado de exoneración por parte del Ministerio de Industria y producción nacional y por parte del ministerio de economía productiva.

Ante este escenario, El presidente de Favenpa, Omar Bautista, aseguró que el bajo arancel y la libre importación genera una competencia desleal con la producción nacional y afecta “severamente” la producción de autopartes en el país

“El mercado esta inundado de importaciones de autopartes sin pagar impuestos, por una parte, por el decreto de exoneración y, por otra, la modalidad del puerta a puerta se ha distorsionado por completo, porque una modalidad que fue creada para el uso personal, se utiliza para el  comercio prácticamente informal sin pagar  impuestos, aranceles de importación, sin pagar IVA”, manifestó Bautista.

– Un mercado de reposición –

Actualmente, 90% de las ventas de autopartes corresponden al mercado de reposición que es el que abastece de repuestos al parque automotor venezolano, de más 4.000.000 de vehículos, del cuál 50% esta inactivo debido a la disminución de consumo de diésel

“Hemos calculado que hace 10 años el consumo de combustible era alrededor de 300.000 barriles diarios y este año ese consumo se estima de 140.000 barriles diarios, lo que significa algo más de la mitad de la demanda que se tenia en 2012” reportó Bautista.

La caída del ensamblaje de vehículos y la distorsión del mercado de reposición, afectado por la libre importación, ha impedido la recuperación de la producción de autopartes en el país; sin embargo, el presidente de Favenpa aseguró que las empresas están en capacidad de abastecer las necesidades de autopartes nacionales.

“El año pasado tuvimos una caída de 38,5% de las ventas totales de autopartes nacionales, pero si lo comparamos con hace 10 años la caída, sobre todo de este primer trimestre, es de casi el 90%”, asegura Omar Bautista.

Sobre el parque automotor venezolano, que es la cantidad de vehículos existentes en el país, los estudios hechos por la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores revelan que esta población alcanza casi 4.100.000 vehículos; sin embargo, debido a que el consumo de combustible que se ha reducido “sustancialmente” el 50% se encuentra inactivo.

“Estamos hablando de 2 millones de vehículos que estarían rodando en el país y eso representa el 50% del parque automotor actual. Esta situación, la verdad es que es preocupante porque es un parque automotor totalmente envejecido de mas de 22 años”, precisó el ingeniero Omar Bautista.

En los últimos cinco años el parque automotor ha recibido alrededor de 32.000 vehículos nuevos -un promedio anual de 6.400 unidades- entre nacionales e importados.

La importación preocupa al sector de repuestos, porque significan la entrada de más marcas y modelos, lo que significa que el comprador va a tener mayores problemas para la adquisición de repuestos y hacer un buen mantenimiento a su vehículo, debido a que será más “complicado” conseguir mano de obra especializada.

“Seria lo ideal que la recuperación del parque automotor venezolano sea con vehículos ensamblados en Venezuela de tal manera que se pueda garantizar la consecución de los repuestos y tener la mano de obra especializada que pueda atender las necesidades del mercado”, asevera el presidente de Favenpa en conversación con Banca y Negocios.

En este sentido,l a Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productos Automotores, Favenpa, propone para mejorar la situación de la industria:

Excluir del decreto de exoneración las importaciones de autopartes similares producidas en el país, de tal manera que todas las compras externas de autopartes paguen impuestos al igual que  la producción nacional para generar una competencia en iguales condiciones.

– Elevar el arancel externo común para la importación de vehículos a 35% al igual que Argentina, Brasil, Colombia y Ecuador.

Derogar la resolución número 13 del Ministerio de Industria y Producción Nacional que permite la importación de vehículos usados.

– Excluir del decreto de exoneración del pago de impuestos las importaciones de vehículos.

– Crear un plan de incentivos a la recuperación del parque automotor, que incluya que los vehículos con más antigüedad puedan ser aceptados como cuota inicial y que se generen condiciones flexibles y atractivas para la adquisición de vehículos de producción nacional.

Te podría interesar también