Estos son los líderes de la región salpicados por Odebrecht

// ElUniverso.com

Estos son los líderes de la región salpicados por Odebrecht


El Gobierno peruano colocó ayer al expresidente Alejandro Toledo en la lista de los criminales más buscados del país y ofreció una recompensa por su captura, luego de que la justicia ordenó su arresto tras ser acusado de recibir millonarios sobornos de Odebrecht.

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, ofreció una recompensa de 100.000 soles (30.600 dólares) por cualquier información que lleve a la captura de Toledo y pidió a la Interpol que acelere sus procedimientos para emitir la alerta roja mundial.

“Esto es una recompensa a nivel mundial, quien nos brinde información de cualquier país del mundo (…) recibirá la recompensa”, afirmó Basombrío.

La justicia ordenó el jueves la detención preventiva de Toledo por 18 meses, luego que la Fiscalía lo acusara de recibir pagos ilícitos de Odebrecht por unos $ 20 millones a cambio de la concesión de dos tramos de la carretera interoceánica durante su Gobierno en el 2005.

Según la Fiscalía, existe evidencia que 11 millones de dólares de ese monto fueron transferidos a la cuenta del socio de Toledo, el empresario peruano israelí Josef Maiman, quien los fiscales creen que está involucrado en los pagos de sobornos de Odebrecht.

Presidentes en el cargo
Tras estar implicado en la investigación periodística “Papeles de Panamá”, el estudio jurídico Mossack Fonseca vuelve a estar en los títulos al vincular al actual presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, en la trama de corrupción de Odebrecht.

El mandatario recibió donaciones de la constructora Odebrecht, afirmó su exministro consejero y fundador del bufete, Ramón Fonseca Mora, cuyas oficinas fueron allanadas por el escándalo Lava Jato de Brasil.

“A mí el presidente Varela, que me caiga un rayo si es mentira, me dijo que él había aceptado donaciones de Odebrecht porque no se podía pelear con todo el mundo”, dijo Fonseca a periodistas, momentos antes de declarar en la Fiscalía.

Tanto Fonseca como su socio Jürgen Mossack están detenidos desde el pasado jueves de manera preventiva, dentro de las investigaciones que se adelantan por el escándalo de corrupción Lava Jato en Brasil.

En un comunicado, Varela respondió a la acusación afirmando que publicará todas las donaciones privadas que recibió su partido en la campaña electoral del 2014.

“Aunque las leyes del país no lo exigen lo hago por mi compromiso con la transparencia”, dijo en la misiva el presidente, quien agregó que las donaciones recibidas en campaña son contribuciones políticas y no sobornos porque no han sido para su beneficio personal.

Según la fiscal jefe, Kenia Porcell, la firma Mossack Fonseca es “una organización criminal que se dedica a ocultar activos y dineros de orígenes sospechosos”. Además, sirve para “eliminar evidencias de los implicados en la actividad ilícita relacionada con el caso Lava Jato”, añadió Porcell.

En tanto, en Colombia investigan si en la campaña electoral del presidente Juan Manuel Santos se recibió financiación de esta constructora brasileña.

Santos ha respondido que apoya que se investigue si esto ocurrió. Funcionarios de ese país viajarán la próxima semana a Brasil para buscar evidencias de este otros casos relacionados con Odebrecht.

Te podría interesar también