Estados Unidos calcula que fortuna de Álex Saab puede llegar a US$1.500 millones

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Estados Unidos calcula que fortuna de Álex Saab puede llegar a US$1.500 millones



«El Gobierno de Estados Unidos calcula que su patrimonio es más de 1.000, posiblemente 1.500 millones de dólares. La ganancia proviene de cambiar los dólares comprados a tasa preferencial en el mercado negro con una cotización mucho más alta. A raíz de las sanciones económicas de Estados Unidos, Saab se volvió más ocupado que un ministro, lo llamaban para apagar incendios constantemente y él llegaba con un modelo ingenioso de cómo eludir esas sanciones».

El periodista y escritor colombiano Gerardo Reyes publicó un libro que sigue la trayectoria vital y de negocios de Álex Saab, empresario colombiano detenido en Cabo Verde, a la espera de una orden de extradición a Estados Unidos, cuya fortuna parece indeleblemente atada al gobierno de Venezuela que lo reconoce como «agente» y le ha conferido inmunidad diplomática.

Se espera que la suerte de Saab se defina el próximo 13 de agosto cuando la Corte Constitucional de Cabo Verde decida sobre la validez constitucional del proceso de extradición. Saab es un preso incómodo, con una costosa defensa, preso en un pequeño país africano, donde el fin de su buena estrella quiso que fuera detenido a solicitud de Washington.

Antes, el empresario barranquillero era un muy influyente hombre de negocios. Después de su detención, la administración de Nicolás Maduro hizo público que se le había otorgado la nacionalidad venezolana y que lo amparaba un nombramiento diplomático.

«Uno de mis propósitos con este libro era llegar a por qué y cómo fracasaron cuatro sistemas judiciales -en Venezuela, Ecuador, Colombia y México-, en tratar de acusar o poner tras las rejas a (Álvaro) Pulido y a (Álex) Saab. Creo que, de todas las investigaciones, la que más minuciosamente se acercó a este esquema de exportaciones ficticias y de lavado de dinero fue la ecuatoriana. El problema en Ecuador fue que el fiscal se empeñó en orientarlo hacia lavado de dinero, un delito muy difícil de probar sobre todo porque el argumento de la defensa era que el dinero viene del Gobierno de Venezuela y ese dinero no puede ser sucio. En el caso había pruebas de falsificaciones masivas de exportaciones ficticias. Al final, el caso se perdió y quien debía presentar un recurso ante la Corte Constitucional era el fiscal general, Galo Chiriboga, pero no lo hizo», recuerda el periodista Gerardo Reyes en entrevista con El Universo.

En su libro, un extenso y denso reportaje llamado Álex Saab, la verdad sobre el empresario que se hizo multimillonario a la sombra de Nicolás Maduro, Reyes «ha retratado de cuerpo entero al empresario barranquillero de 49 años, a su socio Álvaro Pulido (cuyo nombre sería Germán Rubio y quien montó una millonaria empresa en Ecuador) y los negociados que realizaron con una Venezuela al borde del abismo».

El cuestionado éxito empresarial de Saab «fue una combinación, una relación que tuvo magia y realidad. La realidad estaba marcada porque Álex Saab había tenido que salir con el rabo entre las piernas de Barranquilla, quebrado, por malos negocios y porque el sistema de control de divisas venezolano (Cadivi) le debía $ 30 millones».

Puede leer la entrevista completa de Gerardo Reyes con El Universo aquí


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también