Esposa de Trump busca suavizar su imagen en convención republicana

// Reuters


La esposa de Donald Trump, Melania, describió el lunes a su marido como un líder con talento, compasivo e imparable que unificará en lugar de dividir a Estados Unidos si es elegido como presidente, en el primer día de la Convención Nacional Republicana.

La diseñadora de joyas y ex modelo eslovena habló a una multitud en Cleveland que la vitoreaba en su primer discurso político importante, luego de una introducción de un minuto de su marido.

El probable candidato republicano, de 70 años, hizo una entrada dramática al aparecer frente a un fondo blanco mientras sonaba el tema de la banda inglesa Queen «We Are the Champions».

«He estado con Donald durante 18 años y he sido consciente de su amor por este país desde que nos conocimos», dijo a la convención. «Es duro cuando tiene que serlo, pero también es amable y justo y solidario», agregó.

«Donald quiere prosperidad para todos los estadounidenses», dijo, leyendo de un teleprompter, mientras la gente aplaudía.

Sus comentarios fueron un intento de suavizar la imagen de Trump, que ha sido acusado de intolerancia e insensibilidad por sus llamados a suspender la inmigración de los musulmanes al país y deportar a millones de inmigrantes indocumentados si llega a la Casa Blanca.

El empresario de Nueva York convertido en político también ha sido criticado por sus insultos dirigidos a las mujeres, opositores políticos y periodistas.

La rival demócrata de Trump, Hillary Clinton, lo acusa de carecer de la experiencia y el temperamento necesario para trabajar en la Oficina Oval. El lunes, Clinton utilizó un discurso para describir a Trump como alguien que dividiría al país en torno a líneas raciales, étnicas y religiosas.

La noche de apertura de la convención republicana contó con una serie de oradores que atacaron el historial de Clinton como secretaria de Estado bajo el presidente Barack Obama, y muchos de ellos argumentaron que ha hecho que los estadounidenses sean más vulnerables a los milicianos islamistas.

«Culpo Hillary Clinton personalmente por la muerte de mi hijo», dijo Pat Smith, la madre de un funcionario que falleció en un ataque contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi, Libia, en el 2012.

El ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani, cuya administración estuvo detrás de una reducción de la delincuencia en la ciudad en la década de 1990 y que supervisó su respuesta a los ataques del 11 de septiembre del 2001, ofreció un discurso donde atacó a Clinton y defendió a Trump.

«¡Lo que hice por Nueva York, Donald Trump va a hacerlo por Estados Unidos!» dijo.

 

Te podría interesar también