Encuesta | 65% de los trabajadores de América Latina no quiere regresar a sus oficinas

// Banca y Negocios @bancaynegocios

Encuesta | 65% de los trabajadores de América Latina no quiere regresar a sus oficinas



La mayoría de los empleados latinoamericanos prefieren el esquema de Home Office. Poco más de 40% quiere dejar el horario laboral tradicional. Un cuarto quiere terminar la semana laboral de cinco días. Una nueva investigación encargada por Kaspersky para encuestar a trabajadores de pequeñas y medianas empresas (Pymes) en varias industrias, reveló que más de tres cuartas partes de los empleados latinoamericanos (77%) quieren reconsiderar las formas de trabajo anteriores al COVID-19.

De acuerdo con una nota del portal especializado Alta Densidad, en lugar de volver a la normalidad, los trabajadores ahora están configurando el futuro de los negocios en sus propios términos, ya sea pasando más tiempo con sus seres queridos (57%), ahorrando dinero (48%) o trabajando a distancia (45%).

Libre de los grilletes de las rutinas de trabajo que antes eran rígidas, los empleados están reconsiderando la próxima normalidad para el mercado laboral, inspirados en culturas más ágiles, complacientes y humanas.

En el futuro, casi la mitad de los trabajadores latinoamericanos (48%) quieren dejar atrás la estructura de trabajo por horario fijo. Alrededor de 65% no quieren regresar a la oficina, y un cuarto (25%) quiere terminar la semana laboral de cinco días.

La investigación también destacó que casi la mitad (45%) de los empleados latinoamericanos ven el trabajo a distancia como el tercer mayor beneficio derivado del nuevo coronavirus, después de pasar tiempo con la familia (57%) y ahorrar dinero (48%).

De hecho, la mayoría de las ventajas giran en torno a la búsqueda de nuevas oportunidades de enriquecimiento personal fuera del trabajo, ya que lograr ese equilibrio entre la vida laboral y personal se vuelve aun más importante.

Enfrentados, de repente a una fuerza laboral abrumadoramente remota, los líderes empresariales ahora necesitan adaptarse rápidamente para permanecer seguros y resilientes, mientras que los empleados están utilizando este momento de cambio como una oportunidad de reevaluar las prioridades del ayer y planificar un futuro en torno a lo que realmente les interesa. Y a medida que se transforman la vida laboral y familiar, son los empleados quienes ahora llevan la voz cantante.qui

Te podría interesar también