En el mercado de Coche la carne y el pollo solo se venden a los CLAP

// Banca y Negocios / Foto: AFP

En el mercado de Coche la carne y el pollo solo se venden a los CLAP



En un monitoreo de precios realizado por el gobierno en los mercados municipales Coche, Quinta Crespo, Catia, Guaicaipuro y San Martín se encontró que la carne y el pollo son casi inexistentes y que en las escasas ocasiones en las que llegan,  su venta se limita hasta las 10:00 am, máximo, y luego de permanecer en enormes colas desde horas de la madrugada.

Un reporte del Ministerio de Alimentación en conjunto con el Instituto Nacional de Nutrición, da cuenta del comportamiento no solo de precios en los mercados municipales entre el 29 de octubre y el 9 de noviembre, sino de las condiciones observadas dentro y en sus adyacencias.

De acuerdo con las conclusiones del monitorio visto por Banca y Negocios, en el mercado de Coche la carne de res y el pollo solo se expenden a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), grupo locales que distribuyen alimentos de manera racionada entre los habitantes del sector.

Para la fecha de la inspección oficial, el kilo de carne se vendía a 700 bolívares soberanos y el pollo picado a BsS 400 el kilo, pero en los comercios aledaños a los mercados municipales.

Los huevos, otro de los productos que después de la reconversión monetaria de agosto fueron regulados, se compraban en las afueras de los mercados municipales en BsS 800 el 9 de noviembre, un salto desde los BsS 460 de la semana anterior, indica el reporte.

Los bachaqueros -vendedores ambulantes que se apostan en los alrededores de los mercados populares para vender con sobreprecio los bienes básicos- tienen todos los productos regulados que no se encuentran dentro de esas instalaciones, pero a precios muy por encima de lo que pueden venderse en las cadenas de supermercados formales.

El informe señala que el kilo de café molido para esa fecha se vendía en los buhoneros entre BsS 700 y 800, en tanto que la harina de maíz, la harina de trigo de uso familiar, el azúcar refinada, la pasta y el aceite vegetal se conseguían a partir de BsS 180 el kilo o litro. Siempre en las adyacencias de los mercados municipales.

Uno de los puntos que llama la atención es que «se observa de manera normal a los PNB (policía) y GNB (Guardia Nacional) cobrando vacuna a los buhoneros para que puedan vender sus mercancías sin ninguna restricción».

En general, quienes estuvieron a cargo de levantar la información recomiendan la presencia permanente de efectivos de seguridad, del Ministerio de Salud -ante las condiciones insalubres en la venta de verduras y hortalizas en el mercado de Coche-, autoridades de la alcaldía (Libertador) y de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), para que se respete la venta de bienes con precios acordados, ya que «no se cumple en ningún productor y el salario actual queda pulverizado».

 

Te podría interesar también