El mercado negro de divisas está en una semilegalidad

// Banca y Negocios @bancaynegocios

El mercado negro de divisas está en una semilegalidad



El diputado Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional, quien rechazó la aprobación de la derogatoria de la ley por parte de la ANC por no ser «su competencia», dijo que ahora el mercado negro está en una «semilegalidad», pues cesa la penalización a quienes vendían divisas en la oferta paralela.

«Después de que durante muchísimos años encarcelaron, persiguieron» a quienes vendían divisas a precios del mercado paralelo, ahora «dicen que son bienvenidos todos los que quieran cambiar dólares, eso sí a través de las casas de cambio que ellos han establecido», dijo Alvarado.

Asimismo señaló que «en este momento no se sabe realmente cuál es el reglamento de cómo va a funcionar todo esto».

Apuntó, además, que la «ley de ilícitos cambiarios lo que vino a destruir, en su momento, fue el mercado permuta bajo el cual se encarcelaron y se persiguieron a los presidentes y a las casas de bolsas que estaban funcionando en Venezuela».

La Comisión de Finanzas del Parlamento venezolano, de mayoría opositora, aclaró este viernes que la derogación de la ley de ilícitos cambiarios, no desmonta el control de cambio que rige en el país desde 2003, como algunos han interpretado erróneamente.

La medida hay que verla con cautela. El decreto leído en la sesión de aprobación no da mayores detalles de cómo será su aplicación.

Si bien el economista Benjamin Tripier observa la medida como positiva en el camino hacia la liberación cambiaria, advierte que los pasos siguientes serán los que definirán si realmente la entrada de divisas necesarias (de nacionales y extranjeros) para la economía va a ayudar «o la burocracia que pudiera salir del exceso de controles va a limitarlo y hacer que la modificación no haya tenido el efecto que uno hubiera esperado».

«Para que esta medida tenga éxito, la tasa de arranque el 20 de agosto debe ser la postura más alta de la última subasta Dicom, como se hace con la de remesas. Al hacerlo se estimulará la entrada de divisas vía inversión extranjera, repatriación de capitales, exportaciones privadas y turismo internacional», dice el economista e investigador Víctor Álvarez.

Álvarez señala que de esta manera, la oferta de dólares bajará el precio de la divisa y estabilizará la tasa de cambio. Sin embargo, reconoce que la oferta de divisas privada no va a aumentar si se le impone, otra vez, una baja de tasa de cambio como ocurrió con los mecanismos del Sicad I y II, Simadi y ahora el Dicom.

«Si el BCV y el gobierno se meten para imponer un precio artificialmente bajo, las divisas se seguirán transando en el mercado paralelo y nadie irá a venderlos en casas de cambio. La oferta de divisas aumentará siempre y cuando su precio surja del libre juego de oferta y demanda», indicó Álvarez, quien admite que a pesar de la decisión de derogar la Ley del Régimen Cambiario y sus Ilícitos, nada está claro aún.

El economista sostiene que la nueva tasa seguramente coexistirá con las subastas del Dicom, «donde se rematará la menguada renta petrolera a las empresas relacionadas con el gobierno».

De prevalecer una brecha significativa entre ambos tipos de cambio, se mantendrá el incentivo perverso para que los especuladores y corruptos compren barato los petrodólares y los vendan más caros en casas de cambio,sin que ahora se les penalice y encarcele porque ya quedó derogada la ley de ilícitos cambiarios.

La derogatoria de la ley fue propuesta por el gobierno de Nicolás Maduro como parte de las medidas económicas para «atacar» la grave crisis que atraviesa el país y que se traduce en hiperinflación, bajos salarios, escasez de productos y pésima prestación de los servicios públicos.

Las declaraciones de Ángel Alvarado fueron ofrecidas a VivoPlay y recogidas por la agencia Efe

Te podría interesar también