Especial día del Niño: Así ven los más pequeños el futuro del país

// Pedro Pablo Carreño


El futuro de la humanidad (y de Venezuela) lo construirán los niños. Dentro de la infancia la etapa donde los chicos ya muestran una creciente independencia de la familia y una creciente compresión del entorno se ubica entre los 8 y los 12 años.

Por esta razón, BancayNegocios.com entrevistó  a seis niños (3 varones y 3 niñas), con edades comprendidas entre 8 y 12 años, para conocer que quieren ser cuando sean grandes, cuál es su visión del futuro y cómo se imaginan que debe ser Venezuela.

Las entrevistas fueron realizadas con el permiso y la presencia de sus padres, representantes o responsables.

la-juventud-venezolana

Víctor Manuel García, tiene 12 años, y estudia en el Colegio Luis de Camoes, en Bellas Artes.

Cuando crezca quiere ser ingeniero mecánico: “soy muy bueno en el manejo de la bicicleta y su reparación, y en el manejo de herramientas”.

Sobre el futuro, Víctor se preocupa por la calidad de vida: “no sabemos lo que el futuro nos depara, pero me gustaría que fuera uno donde se pueda vivir”.

“Respecto al futuro de Venezuela,  me gustaría que fuera un futuro bueno, con más disponibilidad de todo, con menos delincuencia, más seguro”, manifestó.

Aarón Ugueto, tiene 10 años, estudia en la Escuela Jesús María Páez, de Cotiza. Quiere ser deportista: “futbolista, tenista o karateca porque me encanta practicar deportes”.

“Me imagino un futuro donde no haya aviones sino carros voladores, casas que rueden y floten por donde quieras, donde la gente use ropa más moderna como pantalones de piel de tigre o de elefante. También que hayan animales no descubiertos y con mejora de los avances científicos, así con doctores que usen otros métodos”, indicó. 

Aarón tiene una visión “tecnológica” del futuro Venezuela: “me imagino casas con robots sirvientes, edificios más nuevos y  con toboganes, un  transporte más rápido, y bicicletas con motor para niños”.

Canciones-cristianas-para-niñosRosmailyn González, tiene 10 años, y estudia en la Escuela Experimental Venezuela, en Caracas.

De mayor quiere ser médico pediatra porque le encantan los niños (más pequeños que ella).

“No sé cómo será el futuro, si será más alegre o más peligroso”, manifestó Rosmailyn, quien es parca en palabras, pero que mira con preocupación.

 

 

 

“Espero que la situación en Venezuela mejore, especialmente el tema de la comida”, aseveró. 

Isabel Castillo, de 12 de edad, estudia en la Escuela El Portal, en la Trinidad, Baruta.

“De grande quiero heredar la compañía de mis padres de servicios y de construcción, y también quiero hacer carrera como modelo”, afirma con seguridad.

Comenta que el futuro “va a ser diferente, va a ser complicado pero va a ser mejor”.

Respecto al futuro de Venezuela “hay muchas cosas que hacer y muchas cosas en que trabajar. La idea es no seguir como hasta ahora”.


Deynel Serrano
, tiene 10 años y estudia en la Escuela Inocente Palacios, en Río Chico, estado Miranda.

“De grande quiero ser deportista, aunque no beisbolista porque me gusta más o menos. El futbol me gusta más”, expresa.

ALUMNOS“En el futuro habrá carros que vuelen, la gente será menos peleona, habrá más alegría y no habrá tantos indigentes”, manifiesta Deynel. 

Afirma que el futuro de Venezuela “será mejor. Espero que mejoren las cosas y que se pueda llegar a la armonía”.

Daniela Bustamante, de 11 años de edad, estudia en la Escuela Santa Ana, de El Paraíso.

Quiere ser abogada y administradora de empresas. “Abogada porque el derecho me gusta desde chiquita y administradora porque me gusta como hacen el trabajo”, acota. 

Daniela imagina un futuro “complicado” porque “la gente no valora la naturaleza”. 

“El futuro de Venezuela espero que sea más fácil, con un presidente que dé más comida, con misiones para cuidar la tierra y la naturaleza donde los niños puedan trabajar”, indica. 

Te podría interesar también