El análisis fundamental y técnico al momento de evaluar una acción

// Johnny Zafra R


Cuando se tiene planteada una inversión en una acción cotizada en una Bolsa de Valores, el interesado debe de tener en cuenta dos elementos claves: que acción adquirir y cuando adquirirla.  La respuesta a la primera pregunta es lo que se conoce como análisis Fundamental.  El Análisis técnico se refiere a la segunda inquietud.

En la primera fase o Análisis Fundamental, se evalúa a la empresa emisora de la acción o el titulo valor que estamos interesados.  Esta evaluación configura tres aspectos: la evaluación de los directores y cuadro ejecutivo de la empresa para medir experiencia y riesgo moral; en segundo lugar se evalúa el entorno económico de la empresa, que incluye su mercado natural y capacidad de respuesta ante los cambios; y en tercer lugar el factor financiero, a través del análisis de la información de los estados financieros públicos de la Empresa.  En este último caso el análisis de la Liquidez, Rentabilidad, Manejo de sus activos y  el Endeudamiento, es de suma importancia.  La interpretación de la tendencia de las magnitudes mencionadas así como de los índices de Dividendos por Acción, Utilidad por Acción, Tasa de Pago de Dividendos y la relación Precio-Utilidad, complementan el análisis.  Si el resultado de este análisis fundamental cumple con los parámetros planteados por el interesado, la acción es elegida para su compra (o venta).

En la segunda fase o Análisis Técnico, se obtiene la información referente a cuando comprar o vender es decir el timing.  En este sentido, el Análisis Técnico se basa en el estudio de gráficos, con el fin de pronosticar los comportamientos futuros del título financiero, en base a líneas y figuras geométricas.  En esta segunda fase se analizan tendencias de precio de la acción, ya que estas reflejan todos los factores que afectan a la empresa emisora.  Este comportamiento de las cotizaciones es repetitivo y se basa en ciclos.  Se utilizan gráficos que pueden ser de línea, barras o de vela, y se analizan las tendencias principales de estos gráficos.  Para el análisis, se utilizan los Stop, Soportes y Resistencias, para determinar el rumbo de los precios en una primera instancia.  El análisis de los volúmenes de negociación de la acción en la Bolsa de Valores es de suma importancia.  Para complementar el análisis se pueden utilizar herramientas e indicadores estadísticos, que permiten hacer más exactos los pronósticos.  La identificación de los ciclos y patrones de precio que forma la acción en su trayectoria seguida, constituye un elemento clave que se incluye en la evaluación.

En resumen, para evaluar una acción cotizada en la Bolsa de Valores, debe hacerse un trabajo a priori a la toma de decisión de inversión.  Este trabajo lo compone un Análisis Fundamental y un Análisis Técnico.  Siempre recordar que el Análisis Fundamental es para saber que vamos a comprar o vender, y el Análisis Técnico nos indica cuando vamos a comprar o vender. Estos análisis permiten manejar mejor el riesgo implícito en este tipo de inversión.  Por ello, la mejor decisión es invertir el tiempo en ellos primero.

Te podría interesar también