El 60% de los japoneses tiene problemas para llegar a fin de mes

// EFE


El 60 por ciento de los japoneses tiene dificultades para cubrir sus gastos mensuales, según una encuesta publicada hoy por el Gobierno nipón, que achaca este alto porcentaje al encarecimiento de los bienes básicos por encima de las subidas salariales.

La proporción de ciudadanos nipones que afirma tener dificultades para llegar a fin de mes ha retrocedido, sin embargo, en dos puntos porcentuales respecto a 2014, cuando se llevó a cabo la anterior consulta pública del Ministerio de Trabajo, Salud y Bienestar de Japón.

Según la encuesta, el ingreso anual medio de los hogares nipones es de 5,4 millones de yenes (unos 56.690 euros), lo que supone un incremento de 125.000 yenes (unos 1.087 euros) en comparación con 2014.

No obstante, un tercio de los 46.000 hogares consultados registraba unos ingresos inferiores a la mitad de esa cifra media (2,9 millones de yenes o unos 25.300 euros).

Un portavoz del Ejecutivo explicó que el incremento de los ingresos de los hogares se debe a la mejoría del mercado laboral, aunque añadió que los hogares que cuentan con niños y pensionistas a su cargo han acusado el encarecimiento de los alimentos, en declaraciones a la cadena estatal NHK.

Esta evolución también se refleja en otros datos publicados recientemente por el Ministerio de Trabajo, según los cuales los salarios descendieron un 0,1 por ciento en Japón en términos reales en 2015, lo que supone la quinta caída interanual consecutiva.

La tendencia es fruto del incremento del número de trabajadores con contratos temporales, cuyos ingresos medios son inferiores a los de los empleados fijos, así como al avance de los precios de bienes básicos y del suministro energético de los hogares.

La subida de los sueldos es un factor clave para el llamado «Abenomics», el programa económico del Gobierno nipón, que aspira a crear un círculo de crecimiento en beneficios corporativos, sueldos y consumo para poner fin al ciclo deflacionario que la tercera economía del mundo padece desde hace casi dos décadas.

Te podría interesar también