#EEUU2020 Fantasma del socialismo divide el posiblemente decisivo voto venezolano en Florida

// Banca y Negocios @bancaynegocios

#EEUU2020 Fantasma del socialismo divide el posiblemente decisivo voto venezolano en Florida



La actriz venezolana Lilibeth Morillo lleva un sombrero «Keep America Great» y una máscara con las banderas de Venezuela y Estados Unidos.

Ella llevó ambos artículos a un reciente rally de «Latinos para el triunfo» en el suburbio de Doral, el centro de la comunidad venezolana de Miami conocido por los locales como «Doralzuela».

«¿Sabes por qué apoyo a Trump? Porque es literalmente el muro de contención entre el comunismo y el mundo», escribió en Instagram poco después del evento.

Morillo es uno de los muchos venezolano-americanos que esperan que Donald Trump sea reelegido en la Casa Blanca, señala un reporte de la BBC.

La carrera presidencial de EE.UU. se ha convertido en un tema controvertido en esta comunidad, que se encuentra dividida. Varios venezolanos en Doral que apoyan a Trump temen que su rival, Joe Biden, lleve a los EE.UU. hacia el «socialismo». Afirman que su plan económico «Reconstruir mejor» crearía una crisis similar a la que obligó a muchos de ellos a huir de su patria hacia Florida.

Pero otros están apoyando a Biden porque dicen que ven una racha autoritaria y antidemocrática en el presidente de EE.UU. que les recuerda al difunto líder venezolano Hugo Chávez y, su sucesor, el actual presidente venezolano Nicolás Maduro.

La grave crisis que vivió Venezuela provocó un aumento exponencial del número de inmigrantes de ese país que llegaron a los Estados Unidos, y en particular a Florida, durante la última década.

– Todos contra Maduro –

Trump y Biden han tratado de atraer a esos potenciales votantes con fuertes críticas a la administración de Maduro. Ambos candidatos se refieren al líder venezolano como un «dictador».

Desde la Casa Blanca, Trump ha sido un firme partidario del líder de la oposición venezolana Juan Guaidó, reconocido por su administración como el «presidente interino» de Venezuela.

Esa es una postura que parece estar funcionando bien en el Estado del Sol, donde dos de cada tres venezolanos apoyan a Trump, según una encuesta de la Universidad del Norte de Florida publicada a principios de septiembre por el Miami Herald.

Se cree que los venezolanos están entre las comunidades de inmigrantes latinos que más crecen en los Estados Unidos.

En 2018 había 492.000 personas de ascendencia venezolana en el país, un aumento del 529% comparado con los 93.000 que vivían aquí en 2000, según el Pew Research Center.

Dentro de este grupo, hay alrededor de 169.000 venezolano-americanos con derecho a voto en los EE.UU., dijo a la BBC Mark Hugo López, jefe de investigación demográfica y migración global de Pew.

Fernand Amandi, un encuestador de Miami y experto en el voto hispano en EE.UU., dice que los venezolano-estadounidenses podrían tener un impacto decisivo en Florida, donde unos 50.000 ciudadanos estadounidenses de origen venezolano están registrados para votar.

Amandi recuerda las elecciones presidenciales de 2000, en las que la victoria de George W. Bush en el estado por 537 votos fue suficiente para entregarle la Casa Blanca.

Con eso en mente, «cualquier subgrupo de votantes podría ser determinante» en Florida, le dice a la BBC.

Carolina Tejera es otra partidaria de Trump. Ha vivido durante 20 años en Miami y es miembro de la Alianza Republicana Venezolano-Americana.

«Estoy viviendo un déjà vu. Después de ser testigo de la destrucción de Venezuela estoy viendo esto en los EE.UU.», dice.

Tejera está preocupada por el discurso contra la policía, así como por la posición del Partido Demócrata sobre el aborto y la promesa de la matrícula universitaria gratuita. «No hay educación gratuita. Es una mentira. Ningún sistema puede soportar eso», afirma.

– ¿Cómo cambiaría Biden la política exterior? –

«El socialismo es la anestesia para la introducción del comunismo», argumenta Tejera. «Todo el discurso de Biden es enteramente comunista. Es la extrema izquierda. Es lo mismo que escuché de Chávez. Biden es un caballo de Troya. Se aliará con Maduro».

Tejera describe a Trump como un «patriota» y cree que en un segundo mandato, el presidente podría ayudar más a Venezuela, aunque no a través de una invasión militar.

Otros venezolanos de Miami se oponen a Trump. Algunos ven en él elementos del autoritarismo que aborrecían en Hugo Chávez.

Michel Hausmann, director de la compañía Miami New Drama y del Colony Theatre, es uno de ellos. De vuelta en Venezuela, Haussmann tuvo problemas con el gobierno. Hace una década, cuando aún vivía en Caracas, los partidarios de Chávez lanzaron gas lacrimógeno a los espectadores de una de sus obras.

«Básicamente, el gobierno me obligó a cerrar mi compañía de teatro y a abandonar el país», dice a la BBC.

Pero Haussman no culpa al socialismo por esto. Más bien, señala la deriva autoritaria del gobierno de Chávez en Venezuela.

Ha escrito en blogs, invitando a los venezolanos-americanos a votar en contra de Trump.

Dice que entiende por qué algunos de sus compatriotas apoyan al presidente de EE.UU., aunque él no comparta su posición. «No culpo a mis compatriotas. Son un pueblo que lo ha perdido todo. Gente cuya vida fue destruida, tuvieron que dejar a su familia, cerrar sus negocios. Estar en el exilio no es fácil», añade.

Te podría interesar también