EEUU sanciona a otros cuatro funcionarios de Maduro

// Banca y Negocios @bancaynegocios

EEUU sanciona a otros cuatro funcionarios de Maduro



El gobierno de Estados Unidos sancionó este lunes a otros cuatro funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro, a los que señala de ser responsables de «la mala gestión económica y la corrupción endémica» que ha llevado al país a la actual crisis.

«Las acciones del gobierno venezolano han hecho que la moneda venezolana carezca de valor por la hiperinflación, convirtieron alimentos y medicinas en productos raros a través de controles de precios y desencadenaron una crisis humanitaria que el gobierno venezolano se niega a mitigar cambiando de política o aceptando asistencia internacional», señala el Departamento del Tesoro en una nota de prensa.

Las sanciones recaen en esta ocasión sobre Américo Mata, director suplente en la Junta Directiva del Banco Nacional de Vivienda (Banavih), William Contreras, superintendente de la Sundde, Nelson Lepaje, extesorero nacional y Carlos Rotondaro, expresidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

«El presidente Maduro diezmó la economía venezolana e impulsó una crisis humanitaria. En lugar de corregir el curso para evitar más catástrofes, el régimen de Maduro intenta eludir las sanciones a través de la moneda digital petro, una estratagema que la Asamblea Nacional democráticamente electa de Venezuela ha denunciado y el Tesoro ha advertido a las personas estadounidenses que eviten «, dijo el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin citado en la nota de prensa.

«Hoy participé en una reunión importante en Argentina con mis homólogos de la región y Europa, donde discutimos cómo lograr nuestros objetivos compartidos de restaurar la democracia venezolana, combatir la cleptocracia del régimen de Maduro y responder a la crisis humanitaria causada por la política económica de Maduro. Instamos a Maduro a que distribuya ayuda humanitaria y deje de bloquear la tan necesitada ayuda extranjera para el sufrimiento de la población de Venezuela, y nuevamente hacemos un llamado a los militares venezolanos para que respeten y defiendan la Constitución «, agregó.

Los cuatro funcionarios sancionados forman parte ahora de la lista Ofac, por lo que todos sus activos «sujetos a la jurisdicción de los EEUU están congelados, y las personas de los EEUU tienen prohibido tratar con ellos».

Así detalló el Departamento del Tesoro a las personas sancionadas:

Américo Alex Mata García  Director Suplente en la Junta Directiva del Banco Nacional de Vivienda y Hábitat, también conocido como BANAVIH, dependiente del Ministerio del Poder Popular para Hábitat y Vivienda. Mata también fue el Viceministro de Economía Agrícola y el Presidente del Banco Agrícola de Venezuela, ambos dependientes del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras. Mata es ex presidente de Corpomiranda, una empresa estatal conocida por su papel en la ejecución de políticas públicas relacionadas con el desarrollo territorial y las poblaciones que habitan el área que comprende el estado de Miranda, la cuenca del río Tuy, y el Tovar, Ribas, Revenga , y los municipios Santos de Michelena del estado Aragua. En su papel de coordinador de la campaña presidencial de Maduro en 2013, «Mata supuestamente solicitó y recibió pagos de Odebrecht, una empresa de construcción brasileña involucrada en un escándalo de corrupción en todo el mundo. Mata supuestamente solicitó 50 millones de dólares en nombre del gobierno venezolano, al tiempo que garantizaba los contratos de Odebrecht para obras futuras. Según los informes, Odebrecht proporcionó 35 millones de dólares a la campaña de Maduro en 2013».

Willian Antonio Contreras es Superintendente Nacional de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (SUNDDE), la agencia responsable de imponer controles de precios en Venezuela. Además, Contreras es el Viceministro de Comercio Interior del Ministerio del Poder Popular de Economía y Finanzas. «Debido a los continuos controles de precios impuestos por SUNDDE en negocios que van desde supermercados hasta compañías multinacionales, las empresas han disminuido la producción o han dejado de operar en lugar de seguir importando materias primas para incorporarlas a productos que tienen que vender por mucho menos que los precios generalmente encontrado en supermercados. Contreras ha sido citado afirmando que SUNDDE implementa controles de precios obligatorios por el gobierno sobre materias primas y que estas leyes prohíben que el sector privado en Venezuela declare precios diferentes de la determinación oficial de precios del gobierno».

Nelson Reinaldo Lepaje Salazar, hasta mediados de marzo de 2018 actuaba en calidad de Jefe de la Oficina del Tesoro Nacional de Venezuela. Anteriormente, Lepaje había delegado las funciones del Tesorero Nacional Auxiliar, y en ese cargo estuvo involucrado en la supervisión de los procedimientos administrativos y la firma de documentos oficiales, incluidos los acuerdos financieros entre el Ministerio del Poder Popular, el Banco Central de Venezuela y cualquier entidad nacional o instituciones financieras extranjeras que son entidades auxiliares de la Oficina Nacional del Tesoro. Lepaje también autorizó la apertura de cuentas bancarias con fondos del Tesoro Nacional en monedas nacionales y extranjeras. El ex Tesorero Nacional, Carlos Erick Malpica Flores, también fue designado por la OFAC, en julio de 2017. Además, «el Tesoro Nacional venezolano ha sido objeto de denuncias de corrupción anteriores, ya que se alegó que el presidente Maduro le robó casi $10 millones al Tesorería».

Carlos Alberto Rotondaro Cova es el ex presidente de la Junta Directiva del Instituto Venezolano de Seguridad Social (IVSS), la agencia gubernamental encargada de proporcionar medicamentos a los pacientes para enfermedades crónicas. «Como resultado del colapso económico de Venezuela bajo Maduro, el país ya no compra suficientes medicamentos extranjeros o produce suficientes medicamentos propios. Debido en parte a la insuficiencia de vacunas y antibióticos, las enfermedades que alguna vez fueron controladas como la difteria y el sarampión han regresado, mientras que los venezolanos que sufren enfermedades crónicas como el cáncer o la diabetes a menudo tienen que renunciar al tratamiento. El sistema de salud de Venezuela continúa cayendo en una crisis más profunda luego de años de agitación económica, provocando brotes de enfermedades tratables y el aumento de las tasas de mortalidad».

Te podría interesar también