Directivos de aerolínea JetBlue están orgullosos de protagonizar histórico regreso a Cuba

// EFE


La directora internacional de Aeropuertos de la aerolínea estadounidense JetBlue, Giselle Cortés, aseguró hoy en La Habana estar «orgullosa» de que sea su empresa la primera en regresar a Cuba y protagonizar el reinicio de los vuelos comerciales directos entre ambos países tras más de medio siglo.

«Estoy orgullosa de que mi empresa sea la primera aerolínea estadounidense que regrese a esta bella isla», señaló Cortés en un encuentro con la prensa cubana, de acuerdo a la estatal Agencia Prensa Latina.

La directiva también calificó de «histórico» el vuelo, operado por JetBlue, que saldrá de Fort Lauderdale (Miami) y que llegará a la central ciudad de Santa Clara en la mañana del próximo 31 de agosto, el primero regular que conectará a Cuba y Estados Unidos desde 1963.

Cortés agradeció la cooperación de las autoridades cubanas y «en especial a los trabajadores y ejecutivos del aeropuerto de Santa Clara, por la estrecha colaboración durante la preparación del recibimiento de este primer e histórico vuelo», indica la nota.

Dijo además que su compañía está «satisfecha» con la seguridad de los aeropuertos cubanos, comprobada por funcionarios de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) de EE.UU y adelantó que en este vuelo inaugural viajará el director ejecutivo Robin Hayes, junto a otros altos ejecutivos de la aerolínea.

Según Cortés, JetBlue «buscará convertirse en la compañía aérea preferida en Estados Unidos para el destino Cuba», el número 100 a nivel mundial para la empresa y el 40 en Latinoamérica.

Además de Santa Clara, JetBlue también conectará a Fort Lauderdale con otras ciudades cubanas como Camagüey, Holguín y La Habana a partir del próximo mes de noviembre.

La directora internacional de Aeropuertos de JetBlue especificó que para volar a Cuba utilizarán aeronaves Airbús A-320 con capacidad para 150 pasajeros y agregó que el precio de los billetes, en una sola vía, ronda los 99 dólares con el seguro médico incluido.

La apertura de rutas aéreas entre Cuba y EE.UU., cerradas durante el más de medio siglo que duró la enemistad entre ambos países, ha sido uno de los avances más importantes en la nueva etapa de normalización de relaciones, tras la reanudación oficial de vínculos bilaterales en julio de 2015.

En medio de este nuevo momento en los vínculos bilaterales, el Departamento de Transporte estadounidense aprobó 110 vuelos a aerolíneas comerciales de ese país para viajar a Cuba, entre ellos 90 a ciudades cubanas diferentes a La Habana.

También, se aprobaron veinte vuelos a la capital de la isla, que aún esperan la autorización final debido a que las solicitudes de las aerolíneas estadounidenses para vuelos diarios a La Habana triplicaron la cifra acordada por ambos gobiernos.

Junto a JetBlue, romperán la veda Silver Airways y American Airlines, que comenzarán a volar hacia la isla a primeros de septiembre.

El pasado jueves el viceministro cubano de Transporte, Eduardo Rodríguez declaró que la reanudación de los vuelos regulares directos entre Estados Unidos y la isla «constituye un paso positivo y una contribución al proceso de mejoramiento de las relaciones entre los dos países».  

Te podría interesar también