Deutsche Bank ganó 53% menos en el primer semestre

// EFE

Deutsche Bank ganó 53% menos en el primer semestre



El Deutsche Bank tuvo en el primer semestre un beneficio neto atribuido de 481 millones de euros, un 53% menos que un año antes, tras reducir los ingresos e incrementar los costes de reestructuración y por indemnizaciones, pero se ha estabilizado en el segundo trimestre.

Deutsche Bank informó hoy que los ingresos se redujeron en el primer semestre un 3% (13.600 millones de euros), pero se estabilizaron en el segundo trimestre.

Los ingresos han bajado en el primer semestre en todas las divisiones, banca corporativa y de inversión, banca minorista y comercial, así como en gestión de activos, pero frenan la caída en el segundo trimestre.

El consejero delegado de Deutsche Bank, Christian Sewing, hizo hincapié al presentar el balance que en el segundo trimestre han acelerado la transformación del banco y estabilizado los ingresos.

Sewing añadió que Deutsche Bank va por el buen camino en relación a los costes y que la calidad del balance es «excelente».

El beneficio antes de impuestos bajó entre enero y junio 33% (1.143 millones de euros)

El beneficio neto fue en el segundo trimestre de 401 millones de euros, 14% menos que un año antes pero más de lo que preveían los analistas.

Los costes generales han subido debido a costes reestructuración, pero en el segundo trimestre los costes generales y administrativos han bajado, por ejemplo en los gastos para asesoramiento y otros servicios externos.

Sewing dijo que los costes de personal fueron más elevados porque las remuneraciones fueron más elevadas tras volver a aplicar un sistema de remuneración normal y una distribución más igualada a lo largo de los trimestres de la remuneración variable.

Los costes no relacionados con intereses subieron en el primer semestre 2% (12.200 millones de euros) y en el segundo trimestre 1% (5.800 millones de euros), por costes de reestructuración e indemnizaciones.

El comité ejecutivo reitera su objetivo de lograr reducir este año los costes sin extraordinarios a 23.000 millones de euros.

El ratio del capital ordinario de nivel 1 de Deutsche Bank se situó en el segundo trimestre en 13,7%, tras la reducción de activos ponderados por riesgo en la banca corporativa y de inversión.

Sin embargo, Deutsche Bank ha incrementado su cuota de apalancamiento al 4%.

Las provisiones para riesgos en el negocio de créditos bajaron en el primer semestre 14% (183 millones de euros).

Deutsche Bank va a reducir su negocio de banca de inversión y empresas en algunas regiones como EEUU y va a impulsar la minorista y comercial.

Internacionalmente, la división de banca minorista y comercial quiere centrarse en mercados de crecimiento como Italia y España, donde mejora la oferta digital y fusiona oficinas, mientras la gestión de patrimonios se centrará en Alemania y en los mercados internacionales.

La fusión del negocio de banca minorista y comercial en Alemania con el Postbank se cerró en mayo, creando una entidad con 20 millones de clientes y el mayor banco en Alemania de banca minorista y comercial.

Los ingresos bajaron en la banca de inversión por la caída en la negociación con deuda, con productos de crédito, en el negocio con tipos de interés y en la negociación con acciones.

El gestor de patrimonios DWS, que desde marzo cotiza en bolsa, redujo en el segundo trimestre los ingresos por la caída de comisiones, pero los activos bajo gestión subieron en 14.000 millones de euros, hasta 692.000 millones.

Deutsche Bank ha reducido en el segundo trimestre el número de empleos a tiempo completo en 1.700, hasta 95.429 empleos, cifra que supone el número de empleados más bajo desde la adquisición de Postbank en 2010.

Deutsche Bank quiere reducir los empleos a tiempo completo hasta menos de 93.000 a finales de año y a bastante menos que 90.000 a finales de 2019.

Te podría interesar también