¿Cuál será la primera criptonación del mundo?

// forbes.es

¿Cuál será la primera criptonación del mundo?


Quizás la pregunta del millón sea si las naciones serán capaces de adaptar esta nueva economía lo suficientemente rápido y convertirse en criptonaciones. Una criptonación sería una nación donde las criptomonedas funcionarían con total normalidad y estarían reguladas con justicia, tasadas, y tendrían un valor y un impacto político a nivel global. Esto no es algo que pueda ocurrir de la noche a la mañana, está claro, pero la verdad es que algunos países se están poniendo las pilas mucho más que otros, lo que va a conllevar un futuro más próspero para las criptomonedas.

Existen muchas formas en las cuales los gobiernos podrían ayudar a que esto ocurriera. Algunos gobiernos se han puesto manos a la obra, como es el caso de Estonia, donde han comenzado una identificación, un registro de crédito y una certificación. Esto podría estar perfectamente descentralizado y realizarse directamente por los ciudadanos, todo ventajas. Además, también podría ser ventajoso para los gobiernos ya que las donaciones en caso de emergencia podrían realizarse en criptomonedas, según la versión americana de Forbes.

Convertirse en una criptonación es importante ya que no hacerlo supone quedarse fuera en la carrera por la mejora y el bienestar que van a generar estas criptomonedas. Algunos pequeños países han entendido a la perfección las ventajas de las criptomonedas. Singapur, Hong Kong, Estonia y Suiza se han convertido en las casas más poderosas de criptomonedas. Suiza ha atraído una red valorada en 500 millones de dólares en la primera mitad de 2017.

Por el momento, parece que Japón va a la cabeza, ya que ha legalizado por completo la Bitcoin, y está mostrando su apoyo hacia los intercambios registrados. También está convirtiendo a las criptomonedas en una forma de negocios viable para los emprendedores, para los inversores, pero además se ha convertido en un activo digital real para pagar en miles de tiendas en todo el país. Este gobierno es un ejemplo a seguir en muchos sentido pero no un modelo replicable.

No todo está en manos del gobierno y las regulaciones. Los medios de comunicación deberían hablar de las criptomonedas con más responsabilidad. Las empresas relacionadas con esta industria deberían intentar educar a las personas. Es un proceso donde muchas partes tienen que involucrarse.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también