Credit Suisse ve poco probable una nueva crisis de deuda soberana

// EFE

Credit Suisse ve poco probable una nueva crisis de deuda soberana



Credit Suisse ve poco probable la irrupción de una nueva crisis de deuda soberana como la vivida hace una década, si bien detecta algunos focos de riesgo que hay que vigilar, como el elevado endeudamiento de China, comparable al de España hace diez años.

La entidad ha presentado este martes en el Foro Económico de Davos un informe que le ha supuesto cerca de dos años de trabajo, aunque se ha redactado en los últimos meses.

El responsable de inversiones para Europa, Michael O’Sullivan, ha resumido los principales riesgos que amenazan a la economía global, entre los que ha destacado la deuda de las empresas en Estados Unidos, el elevado endeudamiento de China, «que está como estaba España hace diez años», y los países emergentes, algunos de los cuales, pero no todos, «aprendieron la lección hace 20 años».

El endeudamiento sigue siendo el principal desafío para el crecimiento económico ha explicado el economista jefe de Credit Suisse, Oliver Adler, ya que aunque en los países desarrollados ha bajado, desde 2009, su porcentaje con respecto al PIB, en algunos países emergentes está subiendo de forma alarmante, particularmente en China.

Si en 1997 el porcentaje de deuda respecto del PIB era en China de algo más de 100%, en 2009 alcanzaba 200% y en la actualidad es de 300%, la mayor parte en manos de empresas no financieras.

Al estar en China las mayores empresas en manos del Gobierno, esa deuda se convierte en la practica en déficit del sector público.

El potencial de crecimiento de China «debería poder compensar» ese elevado endeudamiento, pero de momento el esfuerzo se nota casi exclusivamente en el reducido sector privado, y en un descenso del ahorro de las familias y de las posibilidades de inversión de las empresas.

El endeudamiento global está ahora en niveles no vistos desde el fin de la II Guerra Mundial, ha explicado Adler, aunque distribuida de forma muy irregular.

También es el endeudamiento del sector «no financiero» lo que más preocupa a Credit Suisse en Estados Unidos, si bien no ve probabilidad alguna de quiebra o «default».

Otro de los elementos que analiza Credit Suisse es el sector inmobiliario, que en países como Australia, Canadá, Suecia o Suiza está viviendo una nueva «burbuja» debido a los bajos tipos de interés.

En estos países, el precio de la vivienda ha subido, entre 2009 y 2017, en torno a 6%.

Entre los factores que han convencido a la entidad suiza de que no hay riesgo de una nueva crisis figuran las políticas monetaria y fiscal puestas en marcha en todo el mundo, que hace además que los»contagios» como los que se vieron en los países periféricos de la zona del euro -España, Italia, Grecia- sean ahora muy improbables.

Te podría interesar también