China se convierte en el mayor mercado mundial de videojuegos por facturación

// EFE

China se convierte en el mayor mercado mundial de videojuegos por facturación


China superó a Estados Unidos como el mayor mercado mundial de videojuegos en 2016, año en el que generó una facturación de 24.600 millones de dólares (21.918 millones de euros), 500 millones más que en EEUU, informa hoy el Diario del Pueblo.

Esta cifra representa el 24,3 % del total de 101.100 millones de dólares (90.417 millones de euros) facturados por la industria del videojuego en todo el mundo durante el año pasado, según varios informes internacionales citados en el artículo.

El resultado se apoya en las grandes compañías de videojuegos de China: el valor total de las empresas de este sector en el país alcanza actualmente los 338.000 millones de dólares (300.920 millones de euros), el 72 % del total mundial.

De hecho, de cara a este año, las previsiones afirman que sus más de 600 millones de jugadores afianzarán a China en su liderazgo con unos ingresos en el sector de 27.500 millones de dólares (24.518 millones de euros), aumentando la brecha con un mercado estadounidense que generará 25.000 millones de dólares (22.358 millones de euros).

Es más, en los próximos dos o tres años, este sector en China «mantendrá un crecimiento de doble dígito», debido principalmente a la «mayor penetración de los servicios de internet móvil» en ciudades más pequeñas, según el experto de la firma Analysys International Xue Yongfeng.

Los analistas coinciden en atribuir el crecimiento de la industria del videojuego en China a su extensa base demográfica, a la explosión del internet móvil y a que los consumidores cada vez aceptan más pagar por contenidos de entretenimiento.

Los más de 700 millones de usuarios móviles de China en 2016 garantizan una «demanda fuerte de juegos en línea y en plataformas móviles incluso en un momento en el que la situación económica es pesimista», afirmó el experto de la consultoría Beijing Daojing Ma Jihua.

Otros factores a tener en cuenta son las facilidades que ofrecen las plataformas de pago móvil, que duplicaron en 2016 su volumen en China hasta superar los 5 billones de dólares (4,5 billones de euros) y el crecimiento de las emisiones de vídeo.

Sin embargo, pese a que las compañías chinas son líderes a la hora de desarrollar y comercializar los videojuegos móviles, aún se quedan atrás con respecto a sus contrapartes japonesas y estadounidenses en lo que a consolas se refiere.

«El desarrollo de videojuegos para consolas requiere una buena estrategia de diseño y un procesado de imágenes de alta tecnología, y las empresas chinas aún son débiles en estos aspectos», explicó Xue.

Te podría interesar también