China levanta restricciones a inversiones energéticas salvo para la nuclear

// EFE

China levanta restricciones a inversiones energéticas salvo para la nuclear



El Consejo de Estado (Gobierno chino) aseguró  en un documento oficial que ha levantado las «restricciones» a la entrada de inversión extranjera en los principales sectores energéticos -carbón, petróleo, gas y electricidad- aunque no en el nuclear.

El libro blanco publicado hoy y titulado «Energía en la Nueva Era de China» también asegura que las restricciones se han levantado en los sectores de «nuevas energías», poniendo como ejemplo proyectos internacionales como la fábrica en Shanghái (este) del productor estadounidense de vehículos eléctricos Tesla.

«China está comprometida con un mercado energético global estable, y está abriendo sus sectores energéticos al resto del mundo. Ha facilitado ampliamente el acceso de mercado a la inversión extranjera y ha construido (…) un entorno de negocios que respeta el Estado de derecho para facilitar el libre comercio y la inversión», agrega el documento.

Según el Consejo de Estado, multinacionales energéticas como ExxonMobil o BP están «expandiendo su inversión en China de forma sostenida».

Desde el establecimiento en 2018 de un sistema de «lista negativa» que especifica los sectores en los que no puede entrar capital foráneo, se han ido reduciendo o eliminando los límites a ese tipo de inversión en actividades como la construcción y operación de redes eléctricas o la exploración y explotación de crudo y gas natural.

– Una red «estable» en medio de rumores de escasez –

El documento también hace mención a objetivos de sostenibilidad, destacando que el consumo de energía por unidad del PIB se ha reducido en un 24,4 % desde 2012 y que la porción del carbón sobre el consumo energético total ha caído 10,8 puntos porcentuales desde el citado año, aunque este material sigue siendo la principal fuente de energía en China con un 57,7 % en 2019.

Asimismo, el libro blanco afirma que el país asiático es ahora un «líder global» en la operación de una red eléctrica «segura y estable» y destaca el «significativo refuerzo» de la capacidad de responder ante emergencias energéticas.

La publicación del documento oficial se produce entre rumores de que China sufre escasez de energía, mientras las autoridades sí reconocen que la demanda está creciendo por el crecimiento de la manufactura y por la necesidad de calefacción derivada de las bajas temperaturas invernales, aunque aseguran que el suministro continúa «estable».

En los últimos días, ciudades de provincias como Hunan (centro-sur), Jiangxi (sureste) o Zhejiang (este) han establecido límites al consumo de energía durante las horas de más demanda.

En Yiwu, situada en Zhejiang y conocida internacionalmente por su mercado mayorista, se llegó a pedir a las fábricas que detuvieran su producción por 24 horas tras cada tres días seguidos de trabajo, según el portal de noticias Sixth Tone.

Ese medio apunta no solo a una mayor demanda sino también a una serie de inspecciones de seguridad en las regiones productoras de carbón del norte tras accidentes en minas y a las tensiones políticas y comerciales con Australia, país que en 2019 suministró más de la mitad del carbón térmico -el usado para generar energía- que China importó desde el exterior.


Síguenos en nuestro Telegram, Instagram, Twitter, Facebook y recibe de inmediato los hechos noticiosos y análisis tal como están ocurriendo.

Te podría interesar también