China da respiro a Maduro hasta diciembre y posterga pago de deuda con petróleo

// Banca y Negocios @bancaynegocios

China da respiro a Maduro hasta diciembre y posterga pago de deuda con petróleo



El gobierno de Nicolás Maduro consiguió que China extienda hasta diciembre el período de gracia para el pago, con envíos de crudo, del capital de su deuda con Pekín, la cual asciende a aproximadamente 19.000 millones de dólares, con el compromiso de volver a evaluar, en enero, una prórroga adicional.

La información fue obtenida por la agencia Reuters. La nota apunta que había conversaciones con el gobierno de Pekin que, se entiende, sigue siendo aliado del ejecutivo chavista, desde marzo pasado y hasta ahora se alcanzó un acuerdo para que Venezuela pague con petróleo los intereses de sus pasivos, especialmente con el Banco de Desarrollo de China, en cabeza del cual está el grueso de la deuda que llegó a ser de 50.000 millones de dólares.

«El período de gracia evitará que Venezuela incumpla los acuerdos vigentes en medio de la severa crisis de ingresos petroleros», dice la nota de la agencia británica.

Y, además, agrega: «El acuerdo permite a China formalizar una situación de hecho, agregaron otras tres fuentes del sector petrolero. Desde 2019 el gobierno de Maduro no ha podido cubrir con despachos de petróleo los pagos a bancos chinos, una vez que la petrolera estatal china CNPC dejó de recibir de forma directa el crudo venezolano por temor a las severas sanciones de Estados Unidos».

– ¿Y Rusia? –

La situación con Rusia es similar, aunque la deuda es mucho menor. El gobierno del presidente Vladimir Putin también ha sido «solidario» con Maduro y ha extendido los compromisos de pago con hidrocarburos, en función de no convertirse en una carga insalvable para las finanzas nacionales, en un momento de extrema precariedad.

Fuentes financieras indicaron que no se conoce de un acuerdo concreto, pero Rusia insiste en mantener su posición de apoyo al gobierno de Venezuela, por lo que no hay presión sobre el pago de compromisos.

Tanto Rusia como China se han posicionado como los principales soportes internacionales de Nicolás Maduro, y no son aliados menores, porque tienen capacidad de suministrar ayuda humanitaria y ejercer sus respectivos derechos a veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para impedir cualquier iniciativa que busque incrementar la presión sobre el gobierno venezolano.

Sin embargo, ambos países han tomado la decisión de reducir su exposición financiera en Venezuela, por lo que no están aportando fondos, como préstamos, a la administración madurista, desde hace años.

Te podría interesar también