China: Bajan nuevos casos del Covid-19 y empresas estatales se reactivan

// AFP

China: Bajan nuevos casos del Covid-19 y empresas estatales se reactivan



El número de casos de coronavirus «importados» a China superó este sábado por primera vez el de contagios locales, según la Comisión Nacional de Salud china, en un momento en que el país trata de reanudar la actividad económica.

Pero pese a que las autoridades chinas han asegurado que la mayoría de las empresas del país están ya activas fuera del foco de la pandemia en la provincia de Hubei, las drásticas medidas impuestas para luchar contra el virus todavía siguen vigentes.

Wuhan, de 11 millones de habitantes, continúa en cuarentena, y las grandes ciudades del país mantienen los estrictos controles en viviendas y lugares públicos, en las entradas de los locales comerciales o en los escasos restaurantes abiertos.

No obstante, la cadena estatal CCTV reitera hoy que «empresas y proyectos de diversa índole han reanudado sus operaciones», citando ejemplos en varias provincias, como Chongqing, en el suroeste del país, donde «más de 3.700 empresas estatales han vuelto a la actividad y 324.000 trabajadores han regresado a sus puestos de trabajo».

Estas cifras, según la cadena, representan el 95,9% del total.

También indica que las principales empresas industriales y obras de construcción en la provincia insular de Hainan están ya operativas, mientras en la cuna tecnológica de Shenzhen «los trabajos para construir el Centro Internacional de Exposiciones de Qianhai progresan adecuadamente».

En la provincia oriental de Zhejiang se ha doblado el suministro de energía para ayudar a las empresas a reanudar sus operaciones, y en la septentrional de Hebei «se están dando indicaciones sobre cómo volver al trabajo», relata CCTV.

En concreto, los trabajadores deben haber pasado primero una cuarentena de 14 días tras su regreso y deben tomarse la temperatura al entrar a sus puestos.

Además, no más de 20 personas pueden permanecer en el pasillo al mismo tiempo, explica la cadena.

En cuanto al consumo, empresas como Apple han anunciado el cierre de sus tiendas en todo el mundo hasta el próximo día 27, excepto en China, reabiertas desde hoy tras varias semanas de cierre.

– Capacidad de Resistencia –

Entretanto, el Gobierno chino anunció hoy que hasta la fecha ha asignado un total de 116.900 millones de yuanes (16.700 millones de dólares) en fondos para la prevención y el control de la epidemia.

Las autoridades han puesto en marcha una serie de medidas para amortiguar el impacto en la economía, recordó hoy un funcionario del Ministerio de Fianzas, Fu Jinling, recoge la agencia estatal Xinhua.

Según Fu, los ingresos fiscales del primer trimestre sufrieron «un impacto provisional», pero pese a todo «la economía de China tiene un gran potencial y capacidad de recuperación», dijo.

El viceministro de Industria chino, Xin Guobin, aseguró ayer que cerca del 95% de las grandes empresas del país situadas fuera de la provincia de Hubei, foco del brote de coronavirus, y el 60% de las pequeñas y medianas compañías habían reanudado ya su actividad.

Aunque calificó el momento actual como «positivo», reconoció que las empresas chinas todavía afrontan «escasez de fondos, de personal y de suministros».

«En general, la eficiencia del funcionamiento de la cadena industrial es baja», admitió Xin, y añadió que «la propagación del virus por todo el mundo está creando muchas incertidumbres para la vuelta al trabajo en China».

Sin embargo, la actividad económica en China dista mucho de haber vuelto a la normalidad, con gran parte de la población realizando teletrabajo en sus casas y muchos locales comerciales y de oficinas cerrados.

Además, el país ha reforzado los controles en aeropuertos y estaciones de ferrocarril para evitar casos del exterior: Hasta la fecha se han detectado 95 casos «importados», pacientes diagnosticados en China llegados de otras partes del planeta, donde el virus se va propagando, con focos sobre todo en Japón, Corea del Sur, Irán o Italia y, en menor medida, España, Francia o Alemania.

– Preocupación por los casos «importados» –

La preocupación por el rebote de casos llegados del exterior es palpable en China hasta el punto de que uno de sus medios oficialistas, el periódico Global Times, denunciaba anoche que «algunos países deberían tomarse más en serio» la epidemia.

«Muchos países bajaron la guardia desde el principio, sin tomar precauciones ante la posibilidad de que el brote pudiera extenderse a sus países. Italia canceló todos sus vuelos directos a China. Creyó que esa medida sería efectiva y se relajó a pesar de que el virus podía propagarse igualmente», comenta el rotativo.

Según este periódico, algunos gobiernos, en velada crítica a Estados Unidos, «no han jugado un papel decisivo» en la lucha contra el virus por «consideraciones económicas y políticas».

Por otra parte, el virus causó hoy 13 nuevos fallecidos en China por COVID-19 frente a los 7 registrados la jornada anterior, y se contabilizaron 7 nuevos casos procedentes de otros países y 4 domésticos, en la provincia de Hubei, donde se originó el brote.

Los fallecidos en China suman ahora 3.189, mientras que el número de infectados detectados alcanza las 80.824 personas.

La comisión destacó esta jornada el hecho de que en toda la provincia de Hubei, incluyendo su capital, Wuhan, no se detectó ningún nuevo caso sospechoso durante las últimas 24 horas.

La tendencia a la baja de nuevos infectados llevó el pasado jueves a las autoridades sanitarias chinas a declarar que el pico de transmisiones había llegado a su fin en el país asiático, aunque recalcó que no se debía bajar la guardia.

Te podría interesar también