Buniak: con reapertura en junio la economía caerá no menos de 20% este año

// Por: Kevin Hernández

Buniak: con reapertura en junio la economía caerá no menos de 20% este año



Tras la reciente extensión del “estado de alarma” por 30 días hasta el 12 de junio, el economista Leonardo Buniak manifestó que el sector privado continuará «habilitado» porque tiene la obligación de garantizar su viabilidad financiera y honrar sueldos y salarios para que los trabajadores puedan mantener sus niveles de consumo.

Asegura que el sector privado, aún sufriendo un grave deterioro en su flujo de caja operativa y de tesorería, ha tenido la capacidad para responder de forma inmediata a la crisis provocada por la pandemia y los efectos colaterales de la economía nacional.

«Covid-19 se quedará un rato más y nos tocará a todos aprender a protegernos del contagio y hacer que la economía funcione», apuntó.

Advirtió Buniak que si se produce una reapertura a partir de junio, el país enfrentará una contracción económica de hasta 20% «en el mejor escenario». Eso supone además niveles de inflación superiores a las cifras estimadas a principios de año.

«El problema principal es la plataforma país que impide al sector privado reiniciar sus operaciones necesaria para reanimar la actividad económica», expresó.

Asimismo, el docente universitario destacó que en la medida que haya más confinamiento para poder suprimir la curva de contagio, el gobierno deberá contener mayor capacidad económica para atenuar el impacto por los procesos de cierre de empresas.

«Cuanto más defiendas la cuarentena mayor será el nivel de recesión económica», acotó.

Mencionó que, aún bajo la situación actual, “es claro que dada la paralización de las actividades económicas, laborales, profesionales, financieras, comerciales y empresariales, asociadas a la cuarentena y, además, conocida la necesidad de los trabajadores de disponer puntualmente de sus sueldos, salarios, bonificaciones y demás prestaciones, tienen que tener la capacidad económica y del flujo de caja y de la liquidez para atender estas obligaciones”.

El especialista de finanzas internacionales dudó sobre el levantamiento del confinamiento social a partir de junio dadas las complicaciones en los servicios públicos. La falta de gasolina y la crisis eléctrica amenaza con perturbar el nivel de actividad económica y está a punto de llevar al país a un colapso desde el punto de vista operativo, según sostiene el calificador de riesgo bancario.

«No se sabe si la extensión del confinamiento en el país responde a una ausencia de combustible y problemas eléctricos, o es una combinación de ambas cosas», precisó.

– Sectores económicos en jaque –

Buniak indicó que el sector bancario «es el más golpeado» por la medida de aislamiento preventivo dado que viene con un encaje legal de 93% que impide dinamizar el crédito bancario, aunado al nivel reducido de transaccionalidad por el cierre de comercios.

«La banca todavía está capitalizada y bien robusta, pero está viviendo una caída vertiginosa en sus niveles de rentabilidad patrimonial como consecuencia de los descensos de las principales fuentes de ingresos por comisiones y servicios», añadió.

Entre los sectores más afectados, también destacan el industrial, manufacturero, inmobiliario, construcción y turismo, incluyendo al sector de entretenimiento. El sector educativo se recuperará más rápido.

Por su estado dinámico, pero no ganador, destaca el comportamiento del sector alimentos registrando más ventas en las últimas semanas. En esta lista, Buniak añade al sector farmacéutico, higiene, telecomunicaciones, servicios de Internet y de streaming, que prevé que se mantendrán hasta junio.

Ratificó que existe un conjunto de medidas que hay que adoptar, viendo el problema desde un punto de vista más global, que van mucho más allá de conseguir financiamiento internacional, las cuales deben tomarse en lo interno para facilitar y viabilizar la economía y superar la crisis como la que hoy esta viviendo la sociedad venezolana.

Te podría interesar también